Un grupo rebelde culpa al Gobierno de Sudán de un ataque en Darfur mientras ambos negocian en Doha

  • El Cairo, 11 feb (EFE).- El grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) acusó hoy en Doha al Gobierno sudanés de bombardear sus posiciones en Darfur, en el oeste de Sudán, a pesar de que ambas partes están tratando de negociar la paz en Qatar.

Un grupo rebelde culpa al Gobierno de Sudán de un ataque en Darfur mientras ambos negocian en Doha

Un grupo rebelde culpa al Gobierno de Sudán de un ataque en Darfur mientras ambos negocian en Doha

El Cairo, 11 feb (EFE).- El grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) acusó hoy en Doha al Gobierno sudanés de bombardear sus posiciones en Darfur, en el oeste de Sudán, a pesar de que ambas partes están tratando de negociar la paz en Qatar.

Según la cadena de televisión qatarí Al Yazira, el MJI denunció que tropas gubernamentales han bombardeado sus posiciones en la zona de Yabal Marra, en el sur de Darfur.

La emisora agregó que la delegación del grupo rebelde se quejó a los mediadores qataríes, de la Unión Africana (UA) y de Naciones Unidas (ONU), y señaló que la acción demuestra que el Ejecutivo sudanés carece de seriedad en las conversaciones.

Aún así, el grupo ha decidido continuar con las negociaciones a la espera de ver cómo se desenvuelven los acontecimientos.

Por su parte, un portavoz del Gobierno sudanés, citado por Al Yazira, que no especificó su identidad, respondió que el Gobierno no ha suscrito todavía ningún acuerdo para un alto el fuego con el MJI, y que este tipo de hechos deberían ser un aliciente para lograr un pacto.

Según la cadena de televisión, hoy se celebró una sesión de las conversaciones a puerta cerrada, que se ha prolongado con reuniones de tipo consultivo que podrían derivar en un acuerdo marco con miras a la firma de un pacto definitivo.

Las negociaciones estuvieron presididas por el primer ministro qatarí, jeque Hamad bin Yasem al Zani.

En declaraciones a la agencia nacional de noticias qatarí, QNA, el mediador de la fuerza mixta de la UA y la ONU en Darfur (UNAMID), Yibril Basuli, explicó que tanto él como el ministro de Estado para Asuntos Exteriores qatarí, Ahmed bin Abdalá Al Mahmud, mantuvieron intensas conversaciones por separado con las partes.

Se espera que a lo largo del día de hoy la delegación del Gobierno sudanés, presidida por Nafea Ali Nafea, ayudante del presidente Omar al Bashir, se reúna con los representantes del MJI, encabezados por su máximo dirigente Jalil Ibrahim, con la asistencia de los mediadores.

Basuli manifestó su optimismo de que la ronda de conversaciones concluya con un acuerdo marco.

El conflicto de Darfur estalló cuando dos grupos -el Movimiento para la Liberación de Sudán (MLS) y el MJI- se levantaron en armas en febrero de 2003 contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esta región.

Los rebeldes y el Ejecutivo han intentado en varias ocasiones negociar un acuerdo de paz desde el 2004, pero hasta ahora no se ha logrado firmar un pacto que incluya a todos los grupos.

De hecho, el MLS ha decidido boicotear las conversaciones de Doha y ha optado por no participar en ellas.

Desde el inicio del conflicto, unas 300.000 personas han muerto y otros dos millones y medio se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según cálculos de la ONU.