Argentina.- El Senado argentino aprueba la propuesta de adelantar las elecciones legislativas al 28 de junio

BUENOS AIRES, 27 (EUROPA PRESS) El Senado argentino aprobó y convirtió en ley ayer (madrugada en España) el proyecto impulsado por el Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, para adelantar las elecciones al 28 de junio, después de que el Partido Oficialista consiguiera el apoyo de 42 legisladores y superara el mínimo de ley, de 37, requerido para modificar una legislación electoral. El titular del bloque oficialista del Senado, Miguel Angel Pichetto, defendió la decisión y manifestó que "hay un escenario de mucha crispación en Argentina", mientras que el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Nicolás Fernández (FPV- Santa Cruz), justificó también el adelanto de las elecciones ya que "hay que evitar el 'rally' electoral que distrae la atención de la crisis internacional". Además, añadió que la oposición "está ciega" cuando cuestiona la calidad institucional de la medida, y planteó que "es bueno empezar a analizar las cosas desde la conveniencia colectiva, y no desde la conveniencia electoral". En contra de la iniciativa votaron los senadores de los bloques de la Unión Cívica Radical así como disidentes y legisladores de partidos provinciales y de monobloques, según informaciones del diario 'El Nacional' recogidas por Europa Press. En ese sentido, uno de los senadores de UCR, Freddy Martínez, apuntó que otros países que sufren el efecto de la crisis no adelantaron sus elecciones e insistió en que el momento actual por el que pasa Argentina exige consensos. Algo parecido defiende el senador de la Coalición Cívica, Samuel Cabanchik, ya que apunta que "el adelanto de las elecciones es parte del problema, no de la solución". Las disidencias propiciaron un enfrentamiento durante la sesión de ayer después de que los legisladores recordaran el aniversario del último golpe de Estado, un gesto que abrió la brecha y que enfrentó a radicales y oficialistas que protagonizaron una acalorada discusión, pero tras ésta prosoguió el debate. Por tratarse de una reforma del régimen electoral, la Constitución Nacional exigía una mayoría absoluta de 37 votos afirmativos en el Senado (mitad más uno del total de sus 72 miembros). Según la norma vigente, las elecciones deberían realizarse el cuarto domingo de octubre. La iniciativa que se aprobó hoy en la Cámara alta dispone una excepción "por vez única" de esa regla. Así las cosas el Gobierno deberá ahora correr contrarreloj, ya que debe convocar elecciones con 90 días de antelación y la campaña electoral deberá comenzar el próximo 29 de abril.