El BNG avisa de que los "antecedentes" de Rojo "no son buenos" mientras que el PSdeG valora su "experiencia"

El PPdeG ve la propuesta "acertadísima" y confía en que sea "bien recibida" por la oposición porque "va a saber establecer el diálogo" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (EUROPA PRESS) Los grupos que conformarán la oposición en la próxima legislatura --PSdeG y BNG-- coincidieron hoy en reclamar a Pilar Rojo --cuyo nombre propondrá el Grupo Popular para presidir el Parlamento gallego el próximo miércoles-- "respeto" para todas las fuerzas políticas con representación en el arco parlamentario y, mientras que los socialistas valoraron su "experiencia", el BNG advirtió de que "sus antecedentes no son buenos". Así, el portavoz nacionalista en la Cámara, Carlos Aymerich, puso de manifiesto la actuación de Rojo durante la pasada campaña electoral y concluyó que "no fue ejemplo de lo que deben ser los valores que imperen en los debates parlamentarios". Con todo, en declaraciones a Europa Press, admitió que su gestión como presidenta del Parlamento "aún está por escribir", por lo que la instó a demostrar que puede ser "buena". En concreto, el nacionalista le recetó "objetividad" para que los debates puedan desarrollarse "con normalidad" y para "no coartar" a la oposición parlamentaria. "Un presidente parlamentario debe ser como un árbitro: cuando menos se sepa que está, mejor", ilustró, y sugirió a Rojo que erradique de su cargo como presidenta de la Cámara "exceso de protagonismo o de fastos". PSdeG Esta reflexión fue compartida por el que será portavoz del PSdeG en la próxima octava legislatura, Xaquín Fernández Leiceaga, que hizo referencia a la "dinamización del Parlamento" y al "respeto de todos los grupos" que mantuvo la anterior presidenta, Dolores Villarino. Por eso, confió en que Rojo "siga por este camino". En declaraciones a Europa Press, consideró que la propuesta de Pilar Rojo era "más que esperable", ya que la diputada popular tuvo "protagonismo" en la última legislatura y es "una persona con experiencia que ya estuvo en el gobierno --fue conselleira de Familia en el último Ejecutivo de Manuel Fraga--". Además, vinculó la elección de Rojo con el "compromiso" del líder del PPdeG y futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de que en su gobierno no entren personas que ya fueron conselleiros. "No vemos ningún inconveniente institucional", concluyó. PPdeG Por su parte, el popular Manuel Ruiz Rivas, que durante la pasada legislatura desarrolló las labores de portavocía del Grupo Popular, calificó esta elección de "acertadísima". "Es una persona que cumple todos los requisitos y valores democráticos", destacó, e indicó que "en esta legislatura va a ser muy importante alcanzar consensos" y que, en este sentido, se mostró convencido de que Rojo "va a facilitar el acuerdo". Preguntado por la reacción del resto de grupos de O Hórreo, Rivas se mostró confiado en que la propuesta será "bien recibida", ya que, en su opinión, la política pontevedresa "va a saber establecer el diálogo con todos los grupos". Asimismo, resaltó su "trayectoria" y "amplio curriculum tanto académico como político" y aseguró que con esta decisión Feijóo "coincidió con el sentir de los populares".