El PP reprocha al presidente de la Cámara de Comercio su "profundo desconocimiento" del Parlamento

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El diputado del Grupo Popular Luis Carlos Albalá reprochó hoy al presidente de la Cámara de Comercio de Torrelavega, Antonio Fernández Rincón, su "profundo desconocimiento" del funcionamiento de "la institución democrática por excelencia", como definió al Parlamento regional.

El PP respondió de esta manera a las manifestaciones del presidente de la entidad cameral de Torrelavega, que lamentó que la situación del Puerto de Requejada está "en punto muerto" desde que la oposición lo llevó al Parlamento en una decisión "extemporánea" con la que cree que se ha "politizado" este problema.

Frente a esto, Albalá defendió que "el Parlamento debe tratar los temas que preocupan a los ciudadanos", y que "llevar al Parlamento la preocupante situación del Puerto de Requejada no es sino cumplir con las funciones de los diputados regionales, debatir y aportar soluciones a los problemas de la región".

El diputado reiteró que el puerto comercial es "realmente trascendental" para un buen número de empresas de la comarca del Besaya que no tienen otra "alternativa" para sacar algunos de sus productos en condiciones competitivas y que podrían llegar a perder contratos si continúa la paralización de actividad.

Recordó que el PP reclama que se draguen los últimos metros de la ría, en los que, en opinión de Albalá, "no hay ningún problema medioambiental porque no hay lodos contaminados, ya que las corrientes han hecho que se diluyan".

"Es en el Parlamento donde se deben aportar soluciones, propuestas para los problemas de los ciudadanos. Nunca debe la institución parlamentaria permanecer callada ante las cuestiones que afecten a los cántabros, y la situación de Requejada afecta a muchas empresas de la región", manifestó Albalá.

El parlamentario afirmó que "abordar los problemas de Cantabria en el Parlamento no es politizar los asuntos, y por cierto, nunca el Partido Popular indicará a otra institución (en este caso la Cámara de Comercio) cómo debe abordar los problemas que le atañen, sino que respetará escrupulosamente sus opiniones y tareas".