El Senado allana el camino para la aprobación de un plan de estímulo de 827.000 millones de dólares

NUEVA YORK, 10 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero) El Senado de Estados Unidos allanó este lunes el camino para la aprobación definitiva de un plan de estímulo económico de 827.000 millones de dólares que pide con insistencia el presidente, Barack Obama, para hacer frente a la grave crisis que afronta el país. En una votación celebrada en la Cámara Alta, 61 senadores votaron a favor de limitar los debates sobre el paquete de medidas y 36 lo hicieron en contra, despejando así el camino para la votación final que se celebrará este martes en el Capitolio. El Partido Demócrata cuenta con 58 senadores en el Senado por lo que necesitaba al menos dos votos más de los congresistas republicanos para sacar adelante el proyecto, compromiso al que llegaron este fin de semana tras intensas negociaciones de última hora. La Cámara Alta que salió de las urnas el pasado noviembre cuenta con un total de cien senadores y para poder aprobarse un proyecto de ley se necesitan al menos sesenta votos a favor, de lo contrario la minoría pueda mantener bloqueadas las leyes. Una vez cumplido este trámite se espera que paquete sea sometido este martes a la votación final, aunque todavía no habrá concluido el camino ya que pasará entonces a una comisión bicameral para consensuar un texto definitivo. Hace unos días la Cámara de Representantes aprobó su propia versión del plan, dotado con 819.000 millones de dólares, que fue consensuada por la Casa Blanca y los legisladores demócratas pero que no contó con el voto favorable de ningún representante republicano. La semana pasada, en uno de los múltiples actos públicos de Obama para seguir vendiendo su Plan de Recuperación y Reinversión, el presidente se mostró confiado en que el plan podría ser ratificado antes del Día del Presidente, que este año se celebra el 16 de febrero. En líneas generales ambas propuestas son similares y la diferencia entre una y otra es de 8.000 millones de dólares, fundamentalmente en la cantidad que se dedicará al anunciado recorte fiscal y al destino de las inversiones y los programas sociales.