La Junta de CyL pide un Ejecutivo que genere confianza, impulse la economía y se coordine con las CC.AA

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente económico de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, mostró hoy su convencimiento de que, más allá del cambio de personas en el Ejecutivo central, lo que necesita España es un gobierno que genere confianza, que impulse la economía a nivel nacional e internacional y que se esfuerce en una mayor cooperación con las 17 comunidades autónomas.

De este modo se pronunció el vicepresidente segundo de la Junta minutos antes de la confirmación por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la remodelación de su Gobierno.

Villanueva insistió en que lo importante en estos momentos desde el punto de vista económico es que las personas elegidas por Rodríguez Zapatero en el ámbito de sus responsabilidades generen confianza en la sociedad española, impulsen la economía de este país y haga un mayor esfuerzo de colaboración con las comunidades autónomas, "que tenemos competencias en muchas materias, en algunos casos en exclusiva".

En este sentido, expresó su convencimiento de que una crisis exige, además de buenas medidas, decisión e impulso político, una buena coordinación del trabajo de todas las instituciones públicas para que se complementen y no se solapen. "Ahí hay un ejercicio bueno por parte del Gobierno de España de liderar ese sistema de colaboración y cooperación con las comunidades autónomas porque será fundamental para ayudar a la sociedad española a superar cuanto antes estos momentos complicados", sentenció.

Respecto al nombramiento concreto de Elena Salgado como vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Empleo, el responsable de las políticas económicas en la Junta de Castilla y León apostó por dar un margen de confianza para que pueda demostrar su valía ya que, según reconoció además, no la conoce personalmente.

Dicho esto, Villanueva aseguró de Salgado que se trata de una persona con experiencia en el ámbito de la acción pública, "e, incluso, se la valora por su capacidad de gestión". Sin embargo, tampoco ocultó su "preocupación" por las opiniones en contra de ese nombramiento realizadas por algunos colectivos.

"Es una responsabilidad que le corresponde al presidente del Gobierno de España y él es el que tiene que tomarla", sentenció el vicepresidente económico de la Junta, que hizo un último llamamiento a la necesidad de un nuevo gobierno que se guíe desde la seriedad y el rigor.