La tecnologías y atender preocupaciones de electores son clave para campañas

  • Miami (EE.UU.), 2 abr (EFE).- El uso de las nuevas tecnologías, especialmente Internet, una estrategia y comunicación adecuadas, así como el conocimiento de las verdaderas preocupaciones de los electores, son factores clave en el éxito de una campaña electoral, señalaron hoy en Miami varios expertos.

La tecnologías y atender preocupaciones de electores son clave para campañas

La tecnologías y atender preocupaciones de electores son clave para campañas

Miami (EE.UU.), 2 abr (EFE).- El uso de las nuevas tecnologías, especialmente Internet, una estrategia y comunicación adecuadas, así como el conocimiento de las verdaderas preocupaciones de los electores, son factores clave en el éxito de una campaña electoral, señalaron hoy en Miami varios expertos.

El empleo por parte de partidos y candidatos de las nuevas tecnologías de información y comunicación y "preocuparse por la comunidad" juegan un papel esencial a la hora de ganar las elecciones, coincidieron tres asesores de campaña.

La revista estadounidense Politics, especializada en campañas electorales, y la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Miami (UM) han organizado dos jornadas de capacitación para profesionales de la política en Latinoamérica.

Carlos Escalante, experto de la empresa de asesoría de campañas Centro Político, destacó, no obstante, en la conferencia celebrada hoy en la UM una diferencia palpable entre el votante latino y el estadounidense.

El latinoamericano, en contraste con el estadounidense, se "mueve más por las emociones a la hora de votar" por un candidato determinado, dijo Escalante en la charla titulada "Planificación detallada de una campaña: piense como un director ejecutivo".

El experto pasó a enumerar los errores más frecuentes que cometen los políticos en América Latina, tales como "creer que el márketing político es igual que el comercial", apoyarse sólo en la propaganda, no disponer de una estrategia efectiva y "no usar la tecnología adecuadamente" ni contar con asesores.

A su juicio, los partidos y candidatos deben apostar por la "eficiencia" en el proceso de la campaña electoral, "sinónimo de buen manejo de los recursos económicos", y saber sacar partido del "tiempo" y del "talento" para articular modelos de análisis y estrategia efectivos.

Ravi Singh, de Election Mall, puso de relieve la importancia del uso de las nuevas tecnologías, como internet, la telefonía móvil y los BlackBerry, herramientas decisivas hoy para llegar a los votantes y movilizarles.

En ese sentido, dijo que nadie como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha sabido sacarle más partido a estos instrumentos en unos comicios presidenciales.

Sin embargo, "no hay una receta única y la tecnología tiene su propia cultura en los diferentes países (...) No se puede copiar el modelo de Obama", aseveró.

Lo que es innegable, prosiguió Singh, es que "Internet ha supuesto un cambio de paradigma de las reglas" que definen la estrategias en las campañas electorales.

"Son herramientas (facebook o myspace, entre otras) que emplean los votantes y que les proporcionan un gran poder de decisión", apostilló.

De modo que las nuevas tecnologías de información y comunicación "deben estar en el centro" de cualquier estrategia electoral, porque, entre otros hechos, esto "ayuda a acelerar" el proceso de la campaña.

Para Fernand Armand, de la consultora Bendixen & Associates, entre las tres herramientas fundamentales en la investigación para la campaña, encuestas de base, grupos de enfoque y encuestas de rastreo, es la segunda quizá la que puede resultar decisiva.

Los grupos de sondeo o enfoque se convierten en un elemento de capital importancia par elaborar una estrategia que cristalice en un mensaje "conciso, concreto y reiterativo", explicó en la conferencia titulada "¿Qué me están diciendo los votantes y cómo afecta eso a mi campaña? Cómo entender los sondeos y los grupos de enfoque".

En ese contexto, Armand recordó el reportaje publicitario en español de Obama en los comicios presidenciales estadounidenses de 2008, concretado a partir de las opiniones vertidas por personas elegidas de forma aleatoria y que participaron en lo que se denomina "grupos de enfoque".

"Ese reportaje fue el último clavo en el féretro del (candidato republicano) John McCain en cuanto a la comunidad hispana", puso de relieve.

En el reportaje, precisó Armand, Obama "hablaba de educación, crisis económica, oportunidades, seguro de salud (...); no hablaba de sí mismo, de su carácter o integridad", como sí hizo en las primarias del partido, cuando los hispanos se decantaron por la senadora por Nueva York.

Este cambio en el mensaje de la campaña de Obama en 2008, al final, captó las preferencias de un 67 por ciento de los hispanos, frente al 33 por ciento de respaldo que obtuvo McCain entre los votantes de esta comunidad, explicó.