Arrestan a un ex ministro venezolano crítico con Chávez

CARACAS (Reuters) - El general retirado Raúl Isaías Baduel fue detenido el jueves por las autoridades venezolanas acusado de actos de corrupción cuando ocupó el Ministerio de la Defensa en el Gobierno del presidente Hugo Chávez, frente a quien mantiene una postura crítica desde que dejó el cargo.

El arresto se produjo en momentos en que la oposición ha denunciado que el mandatario izquierdista impulsa una campaña de persecución política contra sus adversarios, después de que la Fiscalía acusara de corrupción a Manuel Rosales, alcalde de Maracaibo y cara más visible de la oposición.

Tras salir del Gobierno en el 2007, Baduel unió su voz a la oposición para acusar a Chávez de concentrar el poder y utilizar las instituciones para acorralar a los críticos de su llamada "revolución socialista".

El Fiscal General Militar, general Ernesto Cedeño, explicó en una entrevista con la televisión estatal que se hallaron nuevas evidencias en la investigación que se le sigue al ex funcionario desde el 2008 por presunto enriquecimiento ilícito.

"Han aparecido elementos de convicción suficientes (...) y se le solicitó una privativa judicial preventiva de libertad", dijo Cedeño, quien agregó que la ley permite mantener arrestado al ex general por hasta 45 días hasta que se presente una acusación formal.

Por su parte, la esposa de Baduel denunció que un grupo de agentes de la inteligencia militar arrestaron al militar retirado apuntándole con armas a la cabeza y sin permitirle realizar ninguna llamada a la Fiscalía ni a sus abogados.

"Se viene un funcionario y me apunta a la cabeza a través del vidrio, a muy poca distancia del vidrio. A mi esposo le estaban apuntando más de tres hombres también hacia a la cabeza", dijo Cruz de Baduel a la cadena privada Globovisión.

DE HERMANO A ENEMIGO

Baduel, quien inicialmente era muy respetado por el chavismo debido a su papel clave en el retorno al poder del mandatario tras su breve derrocamiento en abril del 2002, fue uno de los principales detractores del proyecto de reforma constitucional que Chávez impulsó y perdió en el 2007.

Al año siguiente, el que era considerado como un "hermano" por el presidente, fue acusado de robar unos 14 millones de dólares durante su tiempo al frente de la cartera de Defensa.

El ex general negó las denuncias en su contra y advirtió entonces que se trataba de un movimiento para amedrentarlo y acallar sus duras críticas hacia el Gobierno del que formó parte durante años.

Chávez suele arremeter duramente contra sus adversarios, a los que acusa de "golpistas", "traidores" y "apátridas", y el año pasado dijo varias veces que estaba decidido a meter preso a Rosales por "corrupto", al tiempo que instó a investigar a otros políticos de oposición.

Rosales, quien fue derrotado por el mandatario en las presidenciales del 2006, se encuentra oculto en el país hasta que se le garantice un "juicio justo", después de que la Fiscalía solicitara el mes pasado una medida privativa de libertad acusándolo de supuesto enriquecimiento ilícito.

La oposición critica que en un país donde el 80 por ciento de alcaldías y gobernaciones están en manos del oficialismo, la justicia sólo investiga a los adversarios del Gobierno, al que acusan de corrupto e ineficiente.