El creador de DMG reitera que financió las campañas de Balbina Herrera y de Velásquez en Panamá

  • Bogotá, 19 mar (EFE).- El fundador de la intervenida empresa colombiana comercializadora de bienes y servicios a través de tarjetas prepago DMG, David Murcia Guzmán, reiteró hoy que "efectivamente financió" campañas políticas en Panamá y señaló que no teme ser extraditado a Estados Unidos.

El creador de DMG reitera que financió las campañas de Balbina Herrera y de Velásquez en Panamá

El creador de DMG reitera que financió las campañas de Balbina Herrera y de Velásquez en Panamá

Bogotá, 19 mar (EFE).- El fundador de la intervenida empresa colombiana comercializadora de bienes y servicios a través de tarjetas prepago DMG, David Murcia Guzmán, reiteró hoy que "efectivamente financió" campañas políticas en Panamá y señaló que no teme ser extraditado a Estados Unidos.

"Allá efectivamente se financiaron esas campañas", señaló el detenido Murcia Guzmán sobre presuntas aportaciones a políticos panameños, en una extensa entrevista con la emisora colombiana La FM.

Murcia Guzmán precisó que decidió confirmar esa aportación después de que políticos como la candidata presidencial Balbina Herrera "salió a decir que no recibió dineros de un narcotraficante".

"Yo no podía dejar eso así, y por eso también salí a contar la verdad", señaló Murcia Guzmán.

Añadió que se reafirma en sus declaraciones porque los políticos panameños "no pueden ser tan descarados para decir que no (recibieron dinero)", y al respecto declaró: "Había unos acuerdos conmigo, y luego salieron a decir que era narcotraficante".

Según Murcia Guzmán, las aportaciones de DMG fueron de "seis millones de dólares. Tres y tres, para Herrera y para el candidato a la principal alcaldía de Panamá, Roberto 'Bobby' Velázquez".

El fundador de DMG fue detenido en Panamá el pasado 19 de noviembre y pocas horas después deportado a Colombia, donde es acusado de estafa por captación ilegal y lavado de dinero.

Por otra parte, el ministro de Gobierno y de Justicia de Panamá, Dilio Arcia, en entrevista también con La FM, confirmó que fueron destituidos tres miembros del Servicio de Protección Institucional (SPI) que eran escoltas de David Murcia Guzmán en ese país.

El funcionario aclaró que encabezará una comisión especial para adelantar las investigaciones penales y disciplinarias contra los tres escoltas que trabajaron para Murcia Guzmán en su tiempo libre durante varias semanas.

Aclaró, además, que los tres no hacían parte del cuerpo de seguridad del presidente Martín Torrijos, pero sí estuvieron al servicio de la ex presidenta Mireya Moscoso.

Un portavoz de la Presidencia de Panamá, Erick Rodríguez, también a través de La FM, señaló que el presidente Torrijos ha ordenado una investigación para establecer cómo estos funcionarios llegaron a prestar servicios a Murcia Guzmán.

Por otra parte, Murcia Guzmán admitió en la misma emisora que no tiene temor de ser extraditado a Estados Unidos.

"No le tengo miedo a la extradición", dijo, tras señalar que "el Gobierno colombiano envió copias a la DEA (Dirección Estadounidense Antidrogas) para que investigue" por supuestos dineros de narcotráfico.

Indicó que en Estados Unidos sí indagan los cargos y las acusaciones, y que su caso está en una primera etapa de investigación.

"Ojalá me extraditaran para que todo el mundo vea 'el emperadorcito', el dictador que es el presidente (Álvaro) Uribe", expresó.

Añadió que esas acusaciones se constituyen en "una jugada del Gobierno colombiano, porque saben que aquí no hay captación".

"Es muy claro que nosotros teníamos una tarjeta prepago para bienes y servicios (...) y la Fiscalía ya lo ha dicho: 'No hay vínculos de narcotráfico con DMG'", señaló.

David Murcia Guzmán, recluido desde su llegada de Panamá en la cárcel bogotana de La Picota, no admitió ni negó haber mantenido reuniones con el actual alcalde bogotano, Samuel Moreno, pero sí sostuvo haberse entrevistado con el actual Personero (representante del ministerio público) de Bogotá, Francisco Rojas Birry.

Murcia Guzmán señaló que no tiene intención alguna en hacerle daño al alcalde de Bogotá, agregó que lo admira, y que él asistió a una reunión en la que estuvieron 32 gobernadores del país, más de mil alcaldes e, incluso, el Presidente de la República.