El Gobierno de Chávez advierte a Rosales que será un prófugo de la justicia

  • Caracas, 21 abr (EFE).- El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió hoy al líder opositor Manuel Rosales que se convertirá en prófugo de la justicia penal, si persiste en renunciar a demostrar su inocencia en el juicio que afronta por corrupción.

El Gobierno de Chávez advierte a Rosales que será un prófugo de la justicia

El Gobierno de Chávez advierte a Rosales que será un prófugo de la justicia

Caracas, 21 abr (EFE).- El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió hoy al líder opositor Manuel Rosales que se convertirá en prófugo de la justicia penal, si persiste en renunciar a demostrar su inocencia en el juicio que afronta por corrupción.

"Ayer debió presentarse a demostrar su inocencia, porque en Venezuela hay presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario (...); pero hoy sorpresivamente aparece que está fuera del país", manifestó el ministro del Interior, Tareck El Aissami.

"De no someterse ante los tribunales competentes sería un prófugo de la justicia y, en consecuencia, se activarán los mecanismos legales (...) para su captura internacional", remarcó en rueda de prensa.

El Aissami subrayó que el ex candidato presidencial afronta acusaciones de la Fiscalía que aluden a "delitos comunes, delitos de corrupción, y no de naturaleza política".

La ausencia de Rosales en la primera comparecencia ante el tribunal penal de Caracas encargado de esta causa llevó a la corte a fijar para el 11 de mayo otra audiencia.

El político, candidato opositor en las elecciones presidenciales de 2006 y actual alcalde de la ciudad occidental de Maracaibo, ha dicho que acudir al tribunal "sería un sacrificio inútil", dadas las "evidencias" de que el juicio en su contra está "amañado".

Por ello, anunció la víspera, a través de dirigentes de su partido Un Nuevo Tiempo (UNT), que pediría "asilo político" en un "país amigo".

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, José Antonio García Belaúnde, dijo hoy que Rosales se encuentra en su país en calidad de turista.

Tareck El Aissami añadió que "los medios de comunicación de la derecha" han pretendido armar "un juicio paralelo en los tribunales mediáticos, tratando de imponer una matriz de opinión" de que Rosales es un perseguido político.

"Desmentimos categóricamente que sea un perseguido político (...); no hay absolutamente nada más" que un proceso judicial penal que recién se ha iniciado en su contra, remarcó.

La prensa venezolana recuerda insistentemente que Chávez ha señalado pública y reiteradamente su intención de encarcelar al político, a quien ha vinculado en numerosas ocasiones no solo con la corrupción, sino con el "narcotráfico y el paramilitarismo".

Antes de fijar la nueva fecha para la comparecencia de Rosales, la justicia acordó el pasado viernes una "medida de aseguramiento" de sus bienes.

El Tribunal 19 de Control de Caracas ordenó la medida "hasta por el doble de la cantidad" en que se calcula el "enriquecimiento ilícito", informó ese día la titular de la Fiscalía General, Luisa Ortega, pero no precisó montos.

La Fiscalía venezolana acusó en marzo pasado a Rosales de enriquecimiento ilícito durante el período 2002-2004, cuando era gobernador de Zulia, un delito que acarrea penas de entre tres y 10 años de cárcel.

Rosales, elegido alcalde de la capital de Zulia en los comicios de noviembre de 2008, ha denunciado que todo es un "montaje" de Chávez, al que acusa de mantener en su contra una "cacería política" en castigo a su liderazgo en las filas opositoras.

"He meditado mucho y puesto el oído en la tierra para escuchar la voz del pueblo y mi decisión será la que dicte mi conciencia y la voz de Dios, que es la voz del pueblo", expresó en una carta pública que divulgó desde la clandestinidad.

En el documento, el líder opositor llamó a los venezolanos "a la resistencia civil y democrática" frente al "régimen totalitario" del gobernante venezolano, al que acusó de pretender "aplastar" a la disidencia.