Venezuela arremete contra la CIDH por considerar que actúa con "parcialidad"

  • Washington, 24 mar (EFE).- El Gobierno de Venezuela criticó hoy duramente a la CIDH, a la que acusó de actuar con "parcialidad" desde 2002, con motivo del Golpe de Estado en abril de ese año, y arremetió directamente contra su secretario ejecutivo, Santiago Cantón.

Venezuela arremete contra la CIDH por considerar que actúa con "parcialidad"

Venezuela arremete contra la CIDH por considerar que actúa con "parcialidad"

Venezuela critica a la CIDH y un opositor denuncia al Estado por su inhabilitación

Venezuela critica a la CIDH y un opositor denuncia al Estado por su inhabilitación

Washington, 24 mar (EFE).- El Gobierno de Venezuela criticó hoy duramente a la CIDH, a la que acusó de actuar con "parcialidad" desde 2002, con motivo del Golpe de Estado en abril de ese año, y arremetió directamente contra su secretario ejecutivo, Santiago Cantón.

Estas acusaciones fueron realizadas en una audiencia solicitada por el Estado venezolano en el marco del 134 periodo de sesiones que celebra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El delegado del Gobierno venezolano para los Derechos Humanos, Germán Saltrón, criticó a la CIDH tras destacar el nombramiento de la venezolana Luz Patricia Mejía como nueva presidenta de turno del organismo, la cual, dijo, contribuirá "a poner fin a la actitud de parcialidad y selectividad con la que ha actuado la Comisión desde 2002".

Venezuela, dijo "no busca desprestigiar a la Comisión, sino que quiere que el organismo reconozca sus errores y democratice sus reglamentos y actuaciones para mejorar el funcionamiento y el respeto a los derechos humanos de sus estados miembros".

El representante del Gobierno venezolano atacó directamente al titular de la CIDH, el argentino Santiago Cantón, quien, sostuvo, "ha demostrado una actitud totalmente parcial en contra de las políticas económicas, sociales y culturales" de Chávez.

La relación entre Venezuela y la CIDH es tensa desde hace años, dado que el Gobierno del presidente Hugo Chávez está molesto con el organismo y especialmente con Cantón desde el Golpe de Estado.

De acuerdo con Saltrón, los comisionados "sabían lo que había pasado en el Golpe", pero en lugar de condenarlo "lo justificaron" en un comunicado oficial.

En aquel momento, la Comisión "asumió una actitud ambigua y complaciente con los sectores que atentaron contra la democracia y los derechos humanos", afirmó.

Saltrón destacó que Cantón (la CIDH) dirigió una carta a Pedro Carmona, quien asumió la presidencia transitoria durante el golpe, y se refirió a Chávez como "Señor", y pidió información sobre la situación en Venezuela en vez de otorgar las medidas cautelares.

A juicio de Venezuela, la CIDH "ha abandonado su condición de organismo internacional imparcial encargado de velar por el respeto de los derechos humanos para convertirse en un instrumento político de los sectores nacionales e internacionales interesados en desacreditar y desestabilizar al Gobierno" de Chávez.

En el turno de réplica durante la audiencia, los comisionados de la CIDH defendieron su trabajo y a su secretario ejecutivo.

El salvadoreño Víctor Abramovich destacó que "los comisionados" actúan "como expertos independientes".

"Cantón goza de la máxima confianza de la Comisión y es ella la que puede sustituirle y no corresponde a los Estados" hacerlo, afirmó.

Por su parte, el brasileño Paulo Sérgio Pinheiro subrayó que "cuanto más independientes pueden ser los comisionados mejor para el país", mientras que el también comisionado Clare Roberts insistió en que "no hay ninguna conspiración" por parte de la CIDH contra Venezuela.

El chileno Felipe González también enfatizó en el hecho de que los comisionados actúan "a título personal y no en representación de (algún) Estado".

Dijo que eso no significa que la CIDH no cometa errores, pero subrayó que "otra cosa es pensar que esos errores que ocasionalmente se cometen respondan a un acto de imparcialidad".

González aseguró que Cantón "cuenta con la confianza de la Comisión y es ésta que evalúa permanentemente su trabajo".

En su discurso, Saltrón destacó que Venezuela no entiende cómo la CIDH incluye año tras año a ese país en el Capítulo IV de su Informe Anual, tradicionalmente junto a Colombia, Haití y Cuba, que se refiere a Estados que han requerido la atención especial de la Comisión y necesitan mejorar el respeto a los derechos humanos.

Al respecto, González destacó que la CIDH hace un estudio detenido de cada uno de los países incluidos en el Capítulo IV, y destacó que para ello es "muy importante" que la Comisión pueda visitar a los países miembros y disponer así información de primera mano de lo que ocurre", algo que Venezuela le ha negado a la Comisión.