Aguirre descarta intervención del Banco de España en CajaMadrid porque no tiene que ver con falta de "solvencia" en CCLM

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, descartó hoy una posible intervención del Banco de España en Caja Madrid, puesto que no tiene nada ver lo que está ocurriendo en la entidad madrileña con el "problema de solvencia de la Caja de Castilla-La Mancha". "En ningún sitio se teme" una intervención gubernamental en Caja Madrid, dijo en una entrevista en Antena3, recogida por Europa Press. "Es una cosa jurídica, un recurso de un gobierno contra una ley con la que no está de acuerdo. Es legítimo que lo haga. Nada tiene que ver con el problema de solvencia de la Caja de Castilla-La Mancha y por esa razón ha intervenido el Banco de España. Mezclar ambas cosas no es justo para Caja Madrid", indicó. "Caja Madrid es la cuarta entidad financiera de este país. Es absolutamente solvente y creo que no hay que mezclarlo con Caja Castilla-La Mancha, a la que ha tenido que intervenir el Banco de España, una intervención que no se producía desde que se intervino Banesto", recordó. Además, "por problemas de una cuantía enorme porque el Gobierno debe pagarlo con 9.000 millones de euros, es un billón y medio de las antiguas pesetas". "Caja Madrid es un problema jurídico donde la Comunidad de Madrid ha hecho una ley que el Parlamento ha aprobado con sólo con 7 votos en contra, de 120 diputados. Es un problema jurídico que nada tiene que ver en absoluto con la solvencia de la entidad", indicó. Respecto al recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional, que hoy presentará la Abogacía del Estado, Aguirre dijo que "son palabras mayores". "El arma que ha utilizado el señor Rodríguez Zapatero contra nuestra modestísima Ley de cajas, que además no había tenido en contra al PSOE, es la misma que utilizó para acabar con el plan Ibarretxe", manifestó. "A nosotros nos parece que quizás sea matar moscas a cañonazos pero están en su legítimo derecho de hacerlo", agregó. Asimismo, destacó que no cree que el recurso avale las tesis del alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, aunque reconoció que habrá que esperar a que sea presentado. Preguntada por si no le parece una irresponsabilidad la pugna política entre ella y Gallardón dada la situación económica, Aguirre contestó: "Lo que hay es una ley que se ha aprobado y hay quienes opinan que esa ley no debería haberse aprobado. Es una cuestión jurídica, nada tiene que ver con la cuestión de la solvencia financiera, que es lo que se está mezclando en Caja Castilla La Mancha, porque ha coincidido en el tiempo pero nada tiene que ver el fondo del asunto"."Se ha mezclado en el tiempo y puede haber quien piense que Caja Madrid podría tener algún problema. Ninguno y todo lo contrario", opinó. Asimismo, negó que la gestión política pudiera ensombrecer la gestión, pues "la gestión política nada tiene que ver con la gestión financiera con la gestión profesional de esa entidad". Por otra parte, la jefa de la Ejecutivo no dio por perdida la batalla tras la intervención del gobierno. "El Tribunal Constitucional será el que tenga que decidir, pero pensamos que la ley es plenamente constitucional. Es la misma ley que tienen el resto de comunidades y creemos que es constitucional. El gobierno cree que no y quien tiene que decidir es el tribunal. Las cuestiones jurídicas las solventan los jueces", apuntó. "Cuando el gobierno recurre, se suspende automáticamente la legislación durante cinco meses y eso es lo que va a ocurrir, pero no quiere decir que se quede sin ley, sino que el Gobierno veremos qué puntos impugna, pero no va a impugnar nada relativo ni al Ayuntamiento de Madrid ni a la permanencia de más de 12 años (del presidente y consejeros), sino simplemente a la presencia de otros ayuntamientos de fuera de la Comunidad de Madrid", explicó. "Lo veremos cuando se presente el recurso, esto va a ser en cuestión de días" añadió. Por otra parte, Aguirre negó que ofreciera a los sindicatos un pacto para dejar fuera a Gallardón. "No hay ninguna batalla, lo que hay es una ley y las leyes las tienen que cumplir todo el mundo", insistió. "Veremos a ver qué dicen los tribunales (...) pero el Parlamento madrileño, los representantes de los madrileños, todo el PP y todo el PSOE, ninguno de ellos ha estado en contra", destacó.