Basagoiti cree que PSE y PP deben mantenerse unidos en Euskadi y "al margen de las tácticas" de sus partidos

Insiste en cerrar un acuerdo con López "para que el cambio llegue también a Álava, absolutamente desaparecida del mapa político"

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, aseguró hoy que el PSE y el PP deben mantenerse unidos en Euskadi y, "al margen de las tácticas" de sus partidos en otros ámbitos territoriales, y se comprometió a contribuir a "hacer todo lo posible para que esto salga bien". Además, defendió la necesidad de que la Diputación de Álava pase de nuevo a manos de los populares y esperó alcanzar un acuerdo con Patxi López "para que el cambio llegue también a Álava, absolutamente desaparecida del mapa político".

En una entrevista a TVE, recogida por Europa Press, Basagoiti aseguró que, a partir de ahora, Patxi López "tiene todo el derecho del mundo a conformar su Gobierno, a establecer su estilo al frente del Ejecutivo" y agregó que "lo único" que le pide es "que se cumpla el acuerdo" formado con el PP. "Un acuerdo impecable, que establece bien clarito que aquí hace falta libertad, que aquí hace falta convivencia y pluralismo, luchar contra la crisis económica", dijo.

Según precisó, el PP vasco "además de exigirle que se cumpla ese acuerdo" le propondrá iniciativas, la primera de ellas "llevar adelante planes de apoyo a sectores concretos, como el del automóvil", de forma similar a la Comunidad foral de Navarra. "Ahora toca tranquilidad, moderación, convivir y que no haya gente como es señor Urkullu, metiendo lío, para que la economía básica pueda prosperar", añadió.

En su opinión, existen iniciativas y "una acuerdo básico entre quien va a gobernar y quien le apoya". "Ahora -agregó- lo que tenemos que hacer es dedicarnos a mirar el presente y el futuro y dejar al PNV que se siga cociendo en su propia salsa".

Según precisó, el PP ni está "en la estructura y la composición" del futuro Ejecutivo autónomo, ni participa "en esa discusión, que le compete al Partido Socialista". "Dejamos bien claro que queríamos que se garantizasen unos cambios, unos cambios en el ámbito educativo, lingüístico, cultural, en el de Interior, en el de los medios públicos, un cambio que fuese el eje de ese cambio en el País Vasco", aseguró.

Basagoiti aseguró que "eso era lo que importaba" y ante la pretensión de Patxi López de ser lehendakari, el PP deseaba "que el País Vasco cambiase". "Nos pusimos de acuerdo ahí. Yo me quedo conforme con que las políticas cambien, y luego él que ponga los consejeros y directores generales que le dé la gana. Yo no los voy a medir ni por su nombre ni por su militancia, sino por el grado de cumplimiento del acuerdo que hemos firmado", agregó.

El presidente del PP vasco destacó la importancia "de lo que se está haciendo en Euskadi", gracias al acuerdo PSE-PP, que, a su juicio, está "por encima de las tácticas de los partidos políticos, de la mayoría o minoría que pueda tener Zapatero, por encima del interés de desgaste que pueda tener mi partido sobre el presidente y su ejecutivo".

"Aquí hay que dar un impulso para conseguir vivir en libertad, vivir en paz, y también ventilar un poco el País Vasco de una gente que se creía que el país era suyo", apuntó.

AL MARGEN DE GÉNOVA Y FERRAZ

Por esta causa, se comprometió a "hacer todo lo posible para que esto salga bien". "Tanto el señor López como yo, tanto las Ejecutivas de los socialistas vascos como del PP del País Vasco tenemos claro que aquí no estamos para meternos el dedo en el ojo sino para acabar con el terrorismo, que la gente pueda elegir libremente sus ideas, su política, su educación y su lengua, en el País Vasco", argumentó.

Basagoiti afirmó que "esto es mucho más importante que las peleas diarias entre dos grandes partidos" por lo que confió en que "se mantenga". "Yo -señaló- voy a hacer todo lo posible porque esto salga adelante".

Sobre la posibilidad de que el PP pueda alcanzar acuerdos con formaciones nacionalistas en Congreso y Senado, consideró "normal" que se busquen "las mayorías que quieran para aprobar sus leyes". "Pero -matizó- el País Vasco está al margen de eso, hay una línea distinta, como hay algo previo como es una banda terrorista, una gente que sigue apoyando a esos terroristas, que lleva un partido político gobernando 30 años, como todo eso es previo, el PSE y el PP tienen que mirar por el interés general, el de los vascos y también el de España".

Por esta causa, instó a que, "con independencia de lo que pase", ambas formaciones se mantengan unidas en Euskadi y demuestren "que se puede acabar con el terrorismo y vivir en libertad". "Yo no podré evitar que mañana un dirigente de mi partido critique durísimamente al Partido Socialista, o que alguien de Ferraz ponga a parir a alguien del PP, pero debemos tener claro que el País Vasco no puede entrar dentro de esa dinámica, porque aquí estamos en algo previo y distinto a las izquierdas y las derechas, o a los conservadores o progresistas: estamos en libertades o no libertades", explicó.

PNV Y ÁLAVA

Preguntado por la actitud mostrada en los últimos días por dirigentes del PNV, entre ellos el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, aseguró que se trata de "una pataleta de libro". "Pero, el País Vasco no puede estar pensando si el PNV tiene problemas de digestión o no. Yo respeto mucho todo lo que le pase al PNV, pero creo que hay que mirar hacia adelante. El PNV está en el pasado y apartándose de la sociedad", dijo.

Según manifestó, "mucha gente que no es del PP o del PSE, precisamente" está "espantada" de la reacción del PNV, "porque está demostrando que el importaba muy poco el País Vasco y sólo le importaba su poltrona y su Visa Oro". "Yo lo que quiero es pasar absolutamente de esta dirección del PNV, que está en el monte, y dedicarme a pensar en los problemas de los vascos".

El líder de los populares vascos aludió a "la pataleta histérica" del PNV, que piensa "que no se puede quitar el Gobierno al partido que ha ganado las elecciones". "En Álava lo ganó el PP y el PNV no dijo precisamente eso", indicó.

Basagoiti insistió en que en ese Territorio Histórico "debe haber un cambio" porque "si en algún lugar del País Vasco los ciudadanos han votado algo distinto a lo que representa ese PNV de la radicalidad, que quien se cree que el país es suyo, es en Álava".

"En Álava hace falta cambiar también, porque la Diputación está absolutamente desaparecida del mapa político y no está en ninguna iniciativa que sirva para que el territorio funcione", agregó.

Por esta causa, confió en cerrar un acuerdo con el secretario general de los socialistas vascos y futuro lehendakari "en el que se pueda cambiar la Diputación Alavesa" y con el que "el cambio llegue también a ese importantísimo Territorio Histórico".