Basagoiti dice que PSE y PNV están "desaparecidos" en esta campaña porque son "los culpables" de la crisis

Arenas prevé una alianza entre nacionalistas y socialistas porque Zapatero no va a "sacrificar" su sillón por "un cambio real" SANTURTZI (BIZKAIA), 19 (EUROPA PRESS) El candidato del PP a lehendakari, Antonio Basagoiti, aseguró hoy que el PNV y el PSE-EE están "desaparecidos" durante esta campaña electoral porque "son los culpables de la actual crisis económica" y denunció que no se puede seguir en el debate de "las rupturas" del lehendakari, Juan José Ibarretxe, ni de las frases "huecas" del líder del PSE-EE, Patxi López. En una sardinada celebrada en la localidad vizcaína de Santurtzi, el candidato popular a la lehendakaritza estuvo acompañado por el vicesecretario nacional del PP para asuntos territoriales, Javier Arenas, que consideró "más que previsible" una alianza entre socialistas y nacionalistas tras las elecciones vascas porque "el señor Zapatero no va a sacrificar su sillón, aunque ese sacrificio" significara "una alternativa real de cambio para Euskadi". Basagoiti explicó que esta campaña es "diferente" a las demás, ya que, además del problema que "siempre" ha habido de conseguir la libertad, existe "la crisis" actual que está llevando a la gente al paro sin "perspectivas de futuro". En este sentido, aseguró que, tanto el PNV como el PSE-EE "no se mojan, no dicen nada de contenido, no hablan de lo importante" y están "desaparecidos" en la contienda electoral porque "son los culpables de la crisis económica". "Son los responsables de que tantas familias se queden sin trabajo, de que no llegue para pagar la hipoteca, de que haya muchos problemas en este país y son los responsables porque Ibarretxe ha estado sólo para su plan y su independencia", denunció. Además, criticó que Patxi López no habla de la crisis y "también se están escondiendo" porque "quiere ocultar que él, su partido y su presidente tienen mucha responsabilidad en que España esté yendo, en este momento, hacia los cuatro millones de parados y de que aquí la cola del paro este llegando desde Santurtzi hasta Irún". En esta línea, aseguró que se puede salir de la crisis, pero los "únicos" que pueden conseguir estos objetivos son los populares, ya que son los "únicos" que se presentan a las elecciones sin "ninguna" culpa de la crisis, y no han apoyado los presupuestos generales del Estado ni los de Euskadi, "como han hecho PNV y PSE". Basagoiti apostó por bajar impuestos, "por la austeridad, por las inversiones y por reformas para dinamizar" la economía vasca. "En estas elecciones lo nuevo es el paro y es en lo que nos tenemos que volcar los políticos", agregó. En este sentido, denunció que no se puede seguir en el debate de "las rupturas" de Ibarretxe ni de las frases "huecas" de López, ya que "hay que estar en la crisis, en el paro y dando soluciones a la misma". "GARANTÍA DE CAMBIO" Por su parte, el vicesecretario nacional del PP para asuntos territoriales, Javier Arenas, señaló que hace años trabajó junto a Basagoiti en el Ministerio de Trabajo, y destacó que el "primer" objetivo de aquel gobierno era sacar al país de la crisis "brutal" que había en 1996. En este sentido, aseguró que las caras de la crisis son "muy evidentes" y los nacionalistas y socialistas son los "culpables", ya que están "unidos" por un elemento común como son los Presupuestos Generales del Estado y los del País Vasco. Además, explicó que las cuentas públicas deberían ser el "primer" elemento de "confianza" para salir de la crisis y, "sin embargo, nada tiene que ver con la realidad económica, la creación de empleo, ni con las previsiones de ingresos y gastos", ya que, en vez de ser unos presupuestos que den "confianza", lo que provocan es "alarma social". Javier Arenas aseguró que Basagoiti es "la única" garantía de "cambio real" en Euskadi en lo que se refiere a las libertades y a la salida de la crisis, ya que "el gran elemento" de esta campaña son las personas y las libertades de las mismas. Por último, señaló que, cada día que pasa, comprueba que el objetivo del actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es "mantenerse en el sillón a costa de lo que sea". "Por esto, es más que previsible una alianza entre socialistas y nacionalistas tras las elecciones porque el señor Zapatero no va a sacrificar su sillón, aunque ese sacrificio fuera una alternativa real de cambio para Euskadi", concluyó.