Basagoiti espera que un acuerdo con el PSE abra "un nuevo tiempo en España" que acabe con "el aislamiento" del PP

Dice que la estabilidad de Euskadi pasa por el entendimiento entre PP y PSE, pero no descarta pactos puntuales con otros partidos VITORIA, 18 (EUROPA PRESS) El presidente del PP de Euskadi, Antonio Basagoiti, confió hoy en que el acuerdo en el que trabajan los populares y los socialistas vascos pueda abrir "un nuevo tiempo político en el conjunto de España" en el que ambas formaciones no se estén "siempre metiendo el dedo en el ojo". Basagoiti, que confió en que el PSOE "abandone el aislamiento al que tenía sometido al PP", afirmó que un pacto con el PSE-EE no excluiría acuerdos puntuales con otros partidos, pero subrayó que "la estabilidad" pasa por el entendimiento entre el PSE y el PP. Basagoiti, que se acreditó como parlamentario en la Cámara vasca junto a otros nueve representantes populares en el Parlamento --otros dos faltaron por encontrarse de viaje y otra más se acreditó ayer--, expresó su confianza en que, a partir de ahora, se logre en Euskadi "un cambio que lleve a que los máximos dirigentes del país, en vez de estar tan preocupados en sus identidades, referéndums y planes de ruptura", se dediquen a cuestiones como el empleo, la lucha contra el terrorismo y la libertad. En referencia a las negociaciones con el PSE-EE de cara a la previsible proclamación de Patxi López como lehendakari y a la posterior estabilidad del gobierno autonómico, afirmó que el PP está dispuesto a "arrimar el hombro para abrir una nueva etapa en el País Vasco" y lograr "un cambio en el estilo de hacer política". A su juicio, ese cambio ha de conducir a que populares y socialistas puedan "encontrarse". "Nosotros estamos dispuestos a hacer un esfuerzo, a tener la altura de miras, a apoyar un cambio político", subrayó. En esta línea, explicó que su partido aspira a "garantizar que se van a cambiar las políticas de libertades, de infraestructuras, de la lengua y las políticas económicas". Basagoiti destacó que la nueva etapa que puede alcanzarse en Euskadi pueda llevar aparejada la apertura de "un nuevo tiempo político en el conjunto de España", dado que "puede ser un momento clave en el que algunos se den cuanta que es bueno acordar entre los dos grandes partidos cuestiones que afectan a los ciudadanos y pensar más en el interés general y menos en la estrategia de partido". "EJEMPLO" PARA ESPAÑA En esta línea, señaló que "ese nuevo tiempo en el País Vasco, esa altura de miras, ese esfuerzo de encuentro entre populares y socialistas, puede servir para que Zapatero y su partido abandonen ese aislamiento al que tenían sometido al PP y para acabar con la política de demonización de nuestra formación". Basagoiti expresó su "ilusión" debido a que "podemos dar un ejemplo para que a nivel de toda España podamos ponernos de acuerdo los partidos fundamentales y no estemos siempre metiéndonos el dedo en el ojo". El líder del PP vasco aseguró que su partido tratará "por todos los medios" de llegar a un acuerdo con el PSE. Preguntado por la intención de los socialistas vascos de que ese pacto no tenga un carácter exclusivo y esté abierto a la colaboración con otros partidos, consideró "normal" que, al margen de su eventual entendimiento, socialistas y 'populares' puedan alcanzar pactos puntuales con otras formaciones. ACUERDO FIRMADO De todas formas, advirtió de que "la estabilidad y eje" de la política vasca pasa por el PSE y el PP, dado que el PNV "está desquiciado y rabioso por haber perdido el poder", y que los demás partidos "no suman" suficientes escaños. "En un momento en el que el País Vasco tiene un problema económico y en el que sigue el problema terrorista, es más importante que dos partidos tengan algo más estable que acuerdos puntuales, y ese algo más estable queremos que sea un acuerdo firmado en el que se marquen las guías del cambio político", añadió. OFERTA DE PNV Preguntado por las declaraciones realizadas ayer por Patxi López, quien afirmó que el PNV trasladó una oferta formal al PP para conseguir mantenerse al frente del Gobierno vasco, aseguró que no ha recibido "ninguna oferta firme" y que "eso no es como se ha contado". Respecto a si su partido aspira a lograr la Presidencia del Parlamento autonómico, explicó que antes de afrontar esta cuestión es necesario llegar a un acuerdo sobre los ejes de la política que desarrollará el futuro gobierno.