EB pedirá a López que no emprenda "una venganza histórica del frente constitucionalista" contra el nacionalismo

Dice que la única preocupación de López ha sido llegar "al palco de Mestalla" y advierte que los problemas vascos no los resolverá el PP

Cree que PSE cederá Alava y Getxo a medio plazo y no ve posibilidad de entendimiento entre socialistas y PNV antes de las municipales

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, pedirá al líder del PSE-EE, Patxi López, el día de su investidura como lehendakari, que no emprenda "una venganza histórica del frente constitucionalista" contra el nacionalismo. Además, destacó que la única preocupación del líder del PSE-EE, Patxi López, ha sido llegar "al palco de Mestalla" y advirtió de que los problemas de Euskadi no se resolverán "sobre las bases programáticas del PP".

En una entrevista concedida a Europa Press, Arana consideró que los socialistas vascos cederán la Diputación Foral de Alava y el Ayuntamiento de Getxo a los populares "a medio plazo", y señaló que no ve posibilidades de entendimientos entre el PSE-EE y el PNV antes de las elecciones municipales.

El representante de izquierdas reclamará, en el pleno de investidura de López como lehendakari, que previsiblemente se celebrará a principios del próximo mes de mayo, que no emprenda "una venganza histórica del frente constitucionalista" contra los nacionalistas porque "hay que hacer una política para todos".

A su juicio, el acuerdo firmado entre socialistas y populares no va dirigido a este objetivo, sino "a todo lo contrario". "Parece que hay una especie de revanchismo histórico por parte del PP, eso es lo que se va a poner encima de la mesa en los próximos meses y eso no es bueno para Euskadi", aseveró.

Además, exigirá al Ejecutivo autonómico que "lo primero que haga" sea "adoptar medidas concretas y reales para salir de la crisis económica", que vayan más allá de reunirse "todos en torno a una mesa".

"Nosotros lo tenemos muy claro. En primer lugar, hay que impulsar un cambio de política fiscal porque tiene que pagar más el que más tiene, y más en esta situación. Y hay que hacer verdaderas inversiones en políticas sociales. No hablamos simplemente de dar ayudas, sino de mejorar las infraestructuras sanitarias, de las infraestructuras educativas, no sólo hablamos de hacer cemento, sino de construir valor añadido en políticas sociales", manifestó.

Según precisó, éstas serán sus primeras propuestas, además de reclamar que "no se haga también una política de frentes". "Les pedimos al PP y al PSE-EE que hagan un esfuerzo, más allá de sus propios cambalaches partidarios, para que Euskadi pueda salir adelante en esta crisis", apuntó.

Mikel Arana aseguró que EB realizará "una oposición crítica, pero constructiva", y advirtió de que no podrá apoyar políticas "que sean tamizadas por el PP", ya que, en su opinión, "como todo va a ir con el label" del Partido Popular, serán "de derechas".

En su opinión, en base al acuerdo con el PP, "se ha empezado con mal pie la legislatura". No obstante, precisó que su formación "analizará individualmente" cada una de las iniciativas que plantee en PSE para decidir el sentido de su voto.

"REHÉN DEL PP"

Para Arana, el pacto entre socialistas y populares "es una especie de fotocopia del programa electoral del PP", que habla, básicamente, de modelos lingüísticos y EiTB, "con los que el PP hizo su campaña". "Por tanto, lo que nosotros hemos observado hasta ahora es que tenemos un Patxi López rehén del PP por alcanzar la lehendakaritza", añadió.

No obstante, subrayó que quedan cuatro años por delante "para que el PSE pueda hacer políticas para todos y no siga siendo el rehén del PP y haciendo las políticas que quiere Basagoiti".

El coordinador de EB subrayó que este mes los socialistas vascos han ido "adelantando unas líneas y un PP que le ha hecho desdecirse de todo, a cambio de sus 13 votos para la investidura". "Las señales para el optimismo no existen, pero vamos a esperar. A cualquier Gobierno hay que darle un margen para ver cómo empieza", dijo.

ALAVA Y GETXO

Mikel Arana consideró que los socialistas vascos "han llamado a la puerta del PP y el PP le ha impuesto todas sus condiciones". "Todavía quedan algunas que habrá que ver si se materializan finalmente o no. Estoy hablando del Ayuntamiento de Getxo y la Diputación Foral de Alava", indicó.

En este sentido, expresó su sensación de que "el 'no' del PSE-EE, se va a convertir en un 'sí' a medio plazo". "Lo está anunciando el PP, como está anunciando todo lo que está ocurriendo hasta ahora", manifestó.

Según apuntó, su formación ya advirtió en campaña electoral que "votar a Patxi López era votar a Basagoiti". "Al final, se ha demostrado, en estas primeras decisiones que ha tomado el PSE-EE que es así". afirmó.

A su entender, "la única preocupación de Patxi López era llegar al palco de Mestalla", y destacó que "este país tiene grandísimos problemas que no se van a resolver sobre las bases programáticas del PP". "Sin embargo, todo lo que están haciendo Patxi López y Rodolfo Ares es plegarse a la voluntad de Basagoiti y de Mariano Rajoy que, vino las víspera de la constitución parlamentaria a decir: 'nosotros mandamos en este Parlamento'", señaló.

Arana consideró que el PSE-EE pensaba que iba a obtener mejores resultados de los que finalmente tuvieron" y las matemáticas "les han salvado unos resultados que no eran particularmente buenos para el PSE-EE y que eran francamente malos para el PP".

Pese a ello, afirmó que ambos han logrado sus objetivos: "Patxi López alcanzar Ajuria Enea y Basagoiti ser una referencia en Euskadi, porque López está haciendo que un partido que ha perdido 70.000 votos sea mucho más importante de lo que fue la pasada legislatura".

PNV

Tras reconocer que "ha habido algún exceso verbal por parte de algún líder del PNV" al criticar a los socialistas vascos, recordó que "es cierto" que la formación jeltzale ha obtenido 80.000 votos y cinco escaños más que el PSE-EE, aunque también subrayó que el Gobierno que forme, con los votos del PP, "es absolutamente legítimo".

Para Mikel Arana, no habrá ningún tipo de acercamiento "ni guiños" entre socialistas y PNV antes de las elecciones municipales, "y luego dependerá de los resultados". "Ahora, en política, y sobre todo en Euskadi, se ven cosas tan particulares como que los partidos de Zapatero y Rajoy tengan un acuerdo", afirmó.

Mikel Arana denunció, asimismo, que en Euskadi se está perdiendo "pluralidad", tal como se ha visto "en los pasos que se han dado en el Parlamento vasco", y señaló que la popular Arantza Quiroga "puede ser una buena presidenta de la Cámara, si mantiene separada su labor institucional y sus creencias".

"Hay que distinguir su ámbito de creencias personales, y ahí no nos toca nada más que respetarlas. Cada uno es muy libre de tener una vida en el ámbito de las creencias que considere. Yo creo que ahí no hay que hacer críticas, salvo que eso pueda incidir, por un lado, en la opinión pública, en general, y por otro lado, en la vida de la institución", apuntó.

Tras subrayar que las declaraciones de Quiroga "en torno al no uso del preservativo para EB son una irresponsabilidad desde el punto de vista sanitario", señaló que podrá hacerlo bien "si es capaz de abstraerse del hecho de ser del ala más ultraconservadora del PP". Sin embargo, le advirtió de que, "si tiene a mezclar su ideología" con el cargo, "la institución tendrá una mala presidenta".