Gürtel.- La 'número dos' de Boadilla dice que dimitió porque "el único perjudicado" era el partido

Pide a Panero "un ejercicio de responsabilidad" para que deje su acta de edil BOADILLA DEL MONTE, 11 (EUROPA PRESS) La 'número dos' del Partido Popular de Boadilla del Monte, María Jesús Díaz, aseguró hoy que decidió presentar su dimisión como concejal debido a que entendió que el partido era el "único perjudicado" por las consecuencias de la 'Operación Gürtel', en la que está imputado el primer edil de la localidad, Arturo González Panero. Díaz señaló que el PP le ha agradecido "mucho" su decisión, aunque no le ha ofrecido nada a cambio. "No me ha ofrecido nada. Si me lo ofrecen será algo normal, y si no me lo ofrecen, también será algo normal. Es una decisión que he tomado empujada por los acontecimientos y viendo que el único perjudicado aquí era el Partido. Este señor estaba enrocado en que si yo no dimitía él tampoco", aseveró a Europa Press. González Panero expulsó a Díaz del equipo de Gobierno el pasado mes de diciembre cuando ésta se presentó como candidata a la presidencia del PP local, disputándole el cargo. En estos comicios, Díaz obtuvo 134 votos y González Panero 186. De este modo, puntualizó que desde el pasado mes de diciembre se encuentra inscrita en el Paro en el servicio de búsqueda activa de empleo. Díaz, que presentó su dimisión en el Pleno Extraordinario y Urgente celebrado ayer en el Ayuntamiento, pidió al ex alcalde un ejercicio de "transparencia y responsabilidad" para que deje su acta de concejal en el Consistorio del mismo modo que lo ha hecho ella. "Arturo González Panero debía hacer por lo menos un ejercicio de responsabilidad y transparencia, al hilo de lo que están diciendo Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre. No debería hacer esto que nos está haciendo al Partido Popular en Boadilla del Monte y de manera indirecta a toda España", afirmó en declaraciones a Europa Press. "Si fuera un poco responsable, tendría que dejar su acta de concejal, dejar el Gobierno del Ayuntamiento de Boadilla, dejar a los boadillenses que estén un poco tranquilos, que la gestión no depende de él. Que nadie es imprescindible y él por ahora menos que nadie", aseveró. TIENE QUE DEJAR SU ACTA DE CONCEJAL Con todo ello, señaló que lo que le "extraña" es que González Panero no haya dejado su acta de concejal. "Tiene que dejarla. No sé por qué un alcalde que lo ha sido desde hace nueve años, tiene interés por permanece en el Ayuntamiento. Intento ponerme en su lugar y me costaría", añadió. Sin embargo, dijo que no cree que el ex regidor sea un alcalde en la sombra. "Quienquiera que sea el alcalde de mis ex compañeros, no lo permitiría", aseveró. Díaz indicó que no tiene conocimiento de quién podrá ser el nuevo alcalde o alcaldesa de la localidad tras la dimisión de González Panero. De este modo, dijo que el Partido Popular intervendrá para "garantizar la mejor gobernabilidad posible". "Tiene que ser una figura de consenso, con capacidad, que lleve tiempo y que saque del apuro en el que se va a ver el Ayuntamiento en estos dos años que quedan de legislatura". Sobre si se llegó a plantear en algún momento no presentar su renuncia a su acta de concejal, dijo que tenía "claro" que no iba a presentar este documento en el Registro del Ayuntamiento hasta que González Panero no hiciera lo mismo. "Tenía claro que no entraba en el Registro hasta que no tuviera la total certeza de que él iba a entrar simultáneamente a presentar su escrito. Igual que le hizo eso a mi presidente nacional y a mi presidenta regional, decir hoy una cosa y mañana otra, la que no se fiaba en absoluto era yo", subrayó. En cuanto al origen de las discrepancias con González Panero, señaló que como primera teniente de Alcaldía "siempre" dio su opinión y que esto "a veces no le gustó al alcalde y otras le dio igual". Por ello, señaló que uno de las cuestiones "más polémicas" que provocó un "punto de inflexión" fue su oposición a la construcción de una residencia de ancianos en pleno Monte. "Estaba prevista la construcción de la residencia en el Monte. Una zona densa en arbolado, con encinas centenarias. Yo me negué rotundamente. Si tenía que votar que no, iba a votar que no. Ese fue un punto de inflexión. Pero no fue el único porque siempre he ejercido mi responsabilidad", añadió. Díaz concluyó que ha recibido numerosas muestras de apoyo con motivo de su dimisión. "Ayer me emocioné viendo el apoyo que tuve de ex concejales de la oposición, vecinos anónimos y conocidos que me dieron su apoyo. Estoy feliz por dentro, aunque por fuera no se me note", aseveró.