Los candidatos Hanoun y Younsi denuncian "fraudes" en las 48 provincias del país

  • Argel, 11 abr (EFE).- Louisa Hanoun y Djahid Younsi, dos de los seis candidatos a las elecciones presidenciales argelinas, denunciaron hoy "fraudes" en todas las provincias del país y aseguraron que tanto la participación oficial como el porcentaje obtenido por cada candidato no se corresponde con la realidad.

Argel, 11 abr (EFE).- Louisa Hanoun y Djahid Younsi, dos de los seis candidatos a las elecciones presidenciales argelinas, denunciaron hoy "fraudes" en todas las provincias del país y aseguraron que tanto la participación oficial como el porcentaje obtenido por cada candidato no se corresponde con la realidad.

Los datos oficiales proporcionados el viernes por el ministro del Interior, Yazid Zerhuni, dieron la victoria al presidente del país y candidato a la reelección, Abdelaziz Buteflika, con el 90,24 por ciento de los votos y situaron la participación en un 74,54 por ciento.

En una conferencia de prensa en Argel, Hanoun -la única mujer candidata y que obtuvo el segundo lugar en las elecciones con un 4,22 por ciento de los votos- aseguró que su respaldo real fue de "al menos un 30 por ciento" y calificó los resultados oficiales de "cifras de una república bananera" e "indignos de un país como Argelia".

"Ninguna de las 48 provincias del país escapó al fraude, es una violación de las conciencias y una malversación de los votos", aseveró la secretaria general del Partido de los Trabajadores (PT) y consideró que Buteflika "podría haber sido elegido de manera más correcta".

La candidata estimó la cifra de participación en cerca de un 58 por ciento y reconoció que el actual presidente se encontraba efectivamente en cabeza en los comicios "pero no en las proporciones anunciadas".

"Un presidente elegido en un escrutinio manchado en su reputación es un presidente frágil", señaló y añadió que, aunque no reconoce los resultados, no pedirá su anulación.

Hanoun dijo haber presentado multitud de recursos ante el Consejo Constitucional, que debe avalar los resultados oficiales, y afirmó disponer de "todas las pruebas de este fraude masivo y vergonzoso".

Asimismo, citó casos de "rellenado de las urnas" antes de la apertura de los colegios y de comienzo del recuento de los sufragios antes de concluir las votaciones.

"Lo que debía haber sido una cita con la historia a sido pospuesta, son prácticas intolerables que nos recuerdan a la era estalinista", aseveró.

Por su parte, el candidato del partido islamista reformista El Islah (La reforma), Djahid Younsi, afirmó también en conferencia de prensa que "el fraude fue generalizado y sistemático en todo el país" y que se "movilizaron equipos dirigidos por alcaldes, subprefectos y funcionarios de la administración para manipular los votos".

"No ha habido una elección, sino una vasta operación de fraude y no hay resultados sino el fruto de un fraude", sostuvo Younsi, que situó la tasa de participación real en un 25 por ciento.

"Si se sacan los datos añadidos a los resultados reales, ningún candidato ha obtenido el 50 por ciento de los votos", dijo y anunció que presentará igualmente recursos ante el Consejo Constitucional.

Según la ley argelina, este consejo debe promulgar los resultados definitivos de las elecciones en un máximo de diez días, tras haber examinado todos las reclamaciones presentadas.