Urkullu advierte de que PSE, PP y UPyD pactarán para "desalojar" al PNV

  • Vitoria, 13 ene (EFE).- El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha advertido hoy de que PSE-EE, PP y UPyD formarán un pacto "anti-natura" tras las elecciones del 1 de marzo para desalojar al PNV del Gobierno Vasco.

Urkullu advierte de que PSE, PP y UPyD pactarán para "desalojar" al PNV

Urkullu advierte de que PSE, PP y UPyD pactarán para "desalojar" al PNV

Vitoria, 13 ene (EFE).- El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha advertido hoy de que PSE-EE, PP y UPyD formarán un pacto "anti-natura" tras las elecciones del 1 de marzo para desalojar al PNV del Gobierno Vasco.

Urkullu ha presentado hoy el programa electoral del PNV, en un acto en el también ha participado el candidato de este partido a la reelección como lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Ha destacado que el programa contiene "respuestas concretas", frente a "los que apuestan por otro tipo de estrategia para conseguir votos, o para alterar la campaña y provocar consecuencias en la fotografía institucional: unos con las bombas y otros con ilegalizaciones".

En este sentido, tras denunciar que al PSE-EE "no le interesa electoralmente que el mundo de Batasuna se presente a las elecciones", ha asegurado que los socialistas vascos "parecen contar con datos electorales que hacen que la coalición PSE, PP y Rosa Díez pueda tener una mayoría conjunta mayor que la del PNV".

"Se trataría de una mayoría que pueda ser, desde intereses contrapuestos y pactos anti-natura, suficiente para desalojar al PNV de la responsabilidad del Gobierno", ha señalado.

Por ello, ha indicado que está en mano de la sociedad vasca que "está estrategia sin escrúpulos pueda triunfar", por lo que ha insistido en defender que su partido "quiere lo mejor para los ciudadanos con más autogobierno".

Por su parte, Ibarretxe ha ofrecido detalles del programa electoral, con 25 objetivos estratégicos y 700 iniciativas concretas.

En materia política, el PNV se compromete a tratar de consensuar con el resto de partidos vascos un nuevo "Pacto Político con el Estado español", que se sustente en el reconocimiento de la identidad nacional vasca, en el derecho a decidir, y en tener un "autogobierno pleno".

Para impedir la "restricción unilateral" del pacto, el PNV propone un sistema de garantías jurídicas, de tal forma que la impugnación por parte del Estado de las normativas y resoluciones adoptadas por las instituciones vascas no suponga la suspensión automática de las mismas.

Con esta iniciativa, el PNV pretende impedir lo que pasó con la Ley de Consultas aprobada por el Parlamento Vasco, que fue suspendida cuando el Gobierno central la recurrió ante el Constitucional.

El PNV también se compromete a desarrollar las medidas incluidas en la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo, así como a seguir demandando la reforma de la Ley de Partidos.

Con el fin de "salir de la crisis económica los primeros", el programa del PNV plantea distintos compromisos que también buscan colocar a Euskadi entre los tres primeros países europeos en renta por habitante, con menor desempleo, y con una menor tasa de pobreza.

En empleo, el PNV quiere detener este año la destrucción de puestos de trabajo para situar al País Vasco en tasas de paro inferiores al cinco por ciento al final de la legislatura.

Asimismo, aboga por adelantar la ejecución del Plan de Aceleración Económica, dotado de 12.800 millones de euros de inversión pública.

En el área energética, trabajará para desarrollar un plan para que toda la energía eléctrica domestica provenga de las renovables.

Otra serie de propuestas se centran en la sanidad, con el fin de aumentar progresivamente el gasto público por habitante hasta alcanzar los 2.000 euros por persona (ahora 1.600).

En educación, el PNV defiende que cada alumno tenga su propio ordenador y, en vivienda, se compromete a que todos los jóvenes de entre 18 y 25 años puedan disfrutar de una vivienda de alquiler de uso compartido.

Ibarretxe también se ha referido a la importancia de la participación ciudadana en las decisiones públicas, para lo cual, el PNV pondrá en marcha cinco proyectos de "escucha social", entre los que destaca el dirigido a conocer "el marco de relación política que deseamos plantear al Estado español".