Las cien razones de Patxi López para unir al PSOE


  • Patxi López plantea consultas directas a las bases del PSOE si lo propone un 20% de los militantes y una segunda vuelta en las primarias

  • Quiere un PSOE autónomo que no se acerque al PP ni a Podemos. Apuesta por la banca pública y por elevar a la Constitución la violencia de género. 

Patxi López sitúa en el pasado la identidad y el Estado soberano y defiende las soberanías compartidas

Patxi López sitúa en el pasado la identidad y el Estado soberano y defiende las soberanías compartidas MADRID | EUROPA PRESS

El diputado vasco y aspirante a la Secretaría General del PSOE Patxi López ha lanzado este domingo un mensaje por la unidad de todos para el 39 Congreso y ha enviado un aviso a sus contrincantes en esta carrera: "No hay peor derrota para un socialista que ganar sobre un partido roto. Yo no quiero ganar si el que pierde es el PSOE".

López ha hecho esta advertencia desde Getafe, donde este domingo ha presentado las "más de cien razones" que tiene su proyecto político para hacerse con el liderazgo del partido, en un acto en el que ha reunido a más de 700 militantes.

Mientras el ex secretario general Pedro Sánchez celebraba un acto en Cádiz y poco después de conocer que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presentará su candidatura el 26 de marzo en Madrid, el exlehendakari ha defendido que el PSOE tiene que dejar atrás la "mala época" que ha pasado y ha subrayado que esto sólo puede hacerse con unidad.

"No podemos tener un proceso de socialistas contra socialistas, este proceso y este congreso tienen que servir para conseguir un PSOE unido y capaz de retomar la fuerza del pasado", ha remachado.

Y, por eso, ha defendido que "lo fundamental" es saber que se va a hacer el día después del 39 Congreso. Porque, ha remachado, si al día siguiente los socialistas se dedican a "pasar facturas" y a "cobrarse revanchas", se irá al "desastre más absoluto".

Por eso, ha insistido en que si gana estas primarias, llamará a sus contrincantes para "sumar y unir". Y si pierde, algo que ha asegurado dudar, se quedará para contribuir a la unidad: "Un militante socialista nunca se ve, se queda para ayudar al partido", ha defendido.

Las medidas para el PSOE

El candidato a la Secretaría General del PSOE y exlehendakari Patxi López plantea que se puedan convocar consultas directas a las bases del partido si así lo propone el Comité Federal por mayoría o al menos un 20 por ciento de la propia militancia.

López quiere que estas consultas queden "bien regladas" en el 39 Congreso que el PSOE va a celebrar el próximo mes de junio, por lo que considera que en este cónclave debería aprobarse un "nuevo reglamento de participación de la militancia" para establecer "condiciones y procedimientos".

Estos son algunas de los planteamientos que hace el exlehendakari en el documento titulado 'Más de 100 razones para unir al PSOE', en el que lanza un centenar de propuestas para el debate de cara a las primarias que los socialistas celebrarán el próximo mes de mayo para elegir a su próximo secretario general.

SEGUNDA VUELTA EN PRIMARIAS

Sobre las consultas a las bases, López también quiere que en el 39 Congreso se establezcan como "obligación" a la hora de "decidir acuerdos de gobierno o coaliciones con otras fuerzas", además de fijar la "segunda vuelta" en las primarias para los dos candidatos más votados, ya que "es la forma para que el elegido cuente siempre con más del 50 por ciento de apoyos de la militancia".

Y una vez elegido el líder socialista, el diputado vasco propone que "sólo pueda ser removido de su cargo por la misma militancia en votación de censura, a propuesta del Comité Federal, o de confianza, a propuesta del propio secretario general".

En el documento de su candidatura, López considera que el PSOE tiene pendiente el debate sobre las alianzas políticas. A su juicio, los socialistas deben apostar por la "centralidad" porque es "donde está la mayoría". Eso sí, plantea que "el papel del PSOE es el de atraer la centralidad política española a la izquierda, a una izquierda coherente, consecuente y eficaz". "Ese es el reto. Atraer a las mayorías hacia la izquierda socialista y ganar así las elecciones", explica.

En cuanto a los acuerdos en sí, el también expresidente del Congreso durante la legislatura fallida opina que "los pactos con la derecha deben limitarse a las reglas del juego democrático, como la reforma de la Constitución; a la garantía de la convivencia, como la lucha contra el terrorismo; o a la proyección exterior de España".

El PSOE debe ser “autónomo” y basado en un socialismo “exigente, moderno y mayoritario” y no para “conformar un sumatorio confuso de minorías más o menos progresistas”.

El ex presidente del Congreso y del Gobierno vasco afirma en el texto que “la derecha aprovecha los cambios para afianzar la plutocracia, el gobierno de los que más tienen”, mientras que “el populismo aprovecha los cambios para hacer demagogia. Señala los peligros para azuzar miedos, para ofrecer lo imposible, para acceder al poder y ejercerlo de forma arbitraria”.

NI CON PODEMOS NI CON EL PP

De este modo, afirma que "pactar los presupuestos no forma parte de este planteamiento" porque son cuentas públicas que "definen un proyecto de país, sus objetivos y sus prioridades, y los objetivos y prioridades del PSOE son muy distintos de los de la derecha".

Con este proyecto, López se sitúa en un punto diferente a lo que defiende la actual Comisión Gestora del PSOE, que ha llegado a distintos acuerdos con el PP en el Congreso, y los planteamientos del por ahora único rival oficial en las primarias, Pedro Sánchez, que apuesta por aliarse con Podemos.

En cualquier caso, el exlehendakari quiere que el debate hasta el 39 Congreso sea "limpio y sobre los temas que importan", un debate "sin una descalificación y sin un reproche entre compañeros", por lo que ha hecho un llamamiento a "estar a la altura".

"Proponemos un socialismo exigente, moderno y mayoritario. Esto exige no entretenerse en divisiones y conflictos de poder estériles, que no restan credibilidad ante los ciudadanos. Esto requiere no amarrarse con nostalgia a las recetas de siempre cuando los problemas están cambiando. Y eso implica no conformarse con aspirar a una alternancia inocua e indistinguible de la derecha o a conformar un sumatorio confuso de minorías más o menos progresistas", afirma.

Tumbar la reforma laboral

En su proyecto ‘Más de 100 razones para unir al PSOE’ que presenta este domingo en Getafe, López apuesta por derogar la reforma laboral que implantó el Gobierno del PP en la anterior legislatura.

Además, de “tumbar la reforma laboral”, aboga por “recuperar la fortaleza de la negociación colectiva, restableciendo la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa”, “impulsar las políticas activas, la formación para el empleo y la eficacia de los servicios públicos de empleo”, así como “recuperar una cobertura digna en prestaciones públicas para los desempleados, como mínimo al nivel de 2011”.

En el ámbito económico, con el objetivo de que “la prioridad” debe ser el empleo, apuesta por romper la “falacia” de la derecha de que “la única manera de crecer y crear empleo pasa por recortar salarios y derechos” y, de ahí, que su fin sea el impulso de “buenos empleos”.

Su receta pasa por “un nuevo Estatuto de los Trabajadores, negociado con los agentes sociales y los grupos políticos” para que haya crecimiento y competitividad “pero no a costa de los derechos de los trabajadores”.

Banca pública

López afirma que para ofrecer un “modelo económico coherente y creíble”, lo cual reconoce como uno de los “desafíos más importantes” para el partido, hay que “recuperar el gobierno de la política sobre la economía”, para que el “recetario económico responda a los intereses colectivos, y para que los intereses colectivos no se sometan a la ortodoxia económica más ultraliberal.

Es en este marco en el que dice que “se puede aprovechar la propiedad pública en algunos bancos y la existencia del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para impulsar una banca pública solvente y bien gestionada, que acompañe inversiones estratégicas para el país”.

Bajo el prisma de un “modelo de Estado dinamizador de la economía”, López ve “fundamental desarrollar todo un conjunto de dimensiones del sector público en favor de una economía más dinámica, eficiente y productiva”.

A su juicio, aparte de su “papel regulador”, el Estado debe tener un “papel importante en el desarrollo de sectores estratégicos e innovadores aprovechando las oportunidades a largo plazo con capital público y promoviendo actividades empresariales públicas y privadas”. “Para lo cual ha de disponer de una banca pública de inversión”.

También se inclina por “regular mucho mejor la contratación pública, impidiendo abusos en la misma e incluyendo objetivos industrialmente necesarios”; y unos servicios públicos (Administración) “eficientes en su gestión”.

Para López, la “clave” para prosperar ya no está en la posesión de las materias primas son en la “creatividad, innovación, talento, conocimiento” y de ahí su apuesta por la “economía del conocimiento”.

Además, el documento afirma que hay que tener “una estrategia clara a favor de la transición energética, para asegurar a toda la ciudadanía el acceso a la energía a precios asequibles, para ganar competitividad vía abaratamiento de la factura eléctrica” y “reducir” la dependencia externa de los combustibles fósiles, y “promover un mix energético con preponderancia progresiva de las energías renovables”

Se muestra contrario “a la reapertura de la central nuclear de Garoña” al tiempo que apuesta “por el consumo de carbón nacional”. Así como que recoge que “los consumidores vulnerables han de contar con una tarifa social en función de sus ingresos, al margen del mercado” y que se ha de eliminar el llamado ‘impuesto al sol’.

FISCALIDAD

En clave fiscal, López sostiene que el impuesto de Sociedades debe ser “reformado de manera estructural” y que “la Fiscalidad Verde debe ocupar un espacio mucho más importante de nuestro sistema fiscal”.

Además aboga por una “rebaja del tipo del IVA para las actividades culturales” y que la lucha contra el fraude y la evasión fiscal deben ser “una prioridad absoluta para los socialistas”. “Revisaremos en profundidad de las exenciones y deducciones que minan las bases imponibles, para mejorar la recaudación y acercar los tipos efectivos a los nominales”, asegura.

EUROPA

A nivel europeo, el ex presidente del Congreso apuesta por “impulsar la integración europea, estableciendo como meta la constitución de los Estados Unidos de Europa, mediante una construcción federal”.

Además, dice que en el vigente contexto de “amenaza regresiva y renacionalizadora”, plantea “la necesidad de que Europa avance a varias velocidades, con una España incorporada al primer grupo de colaboración reforzada para la Unión Económica, la Unión Fiscal, la Unión Social y la Unión en materia de Seguridad y Defensa”.

En su proyecto, López apuesta por la promoción de una “política monetaria expansiva, flexibilizando el Pacto de Estabilidad, relanzando la inversión pública y culminando la Unión Bancaria”.

Y, considera “muy importante la lucha contra la competencia fiscal desleal, la elusión y el fraude fiscal, creando una Agencia Tributaria Europea y redactando la lista europea de paraísos fiscales a erradicar”.Además, es partidario del establecimiento de un Ingreso Mínimo contra la pobreza en toda la UE, financiado con los ingresos previstos con la aplicación de la Tasa Tobin.

Desempleo juvenil

Para combatir el paro juvenil, Patxi López apuesta por una Estrategia Nacional de Activación del Proyecto Vital para los jóvenes españoles y españolas, un plan contra el desempleo juvenil, un plan para el retorno del talento exiliado y para evitar la salida de más jóvenes cualificados; un ‘Erasmus laboral’ en Europa y un Estatuto del Becario, “que garantice un salario mínimo y prohíba las prácticas no remuneradas”.

Robótica

El ex presidente del Congreso y del Gobierno vasco sostiene que la implantación de la robótica genera cambios en el sistema de empleo actual, por eso su apuesta “está en no renunciar al pleno empleo y en socializar el aumento de la productividad que traerá la robótica”. Si los robots pueden hacer nuestro trabajo, trabajemos menos días y menos horas a la semana, con el mismo salario.

La violencia de género en la Constitución

Apuesta por dar un paso más en la lucha contra la violencia machista de manera que la Constitución obligue a los poderes públicos a proteger a las mujeres.

En su proyecto ‘Más de 100 razones para unir al PSOE’ López afirma que la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres “debe tener mayor reconocimiento constitucional” porque “seguimos anclados en la desigualdad de género”.

Aunque reconoce “avances” con el “reconocimiento formal de iguales derechos, se mantienen ámbitos graves y evidentes de desigualdad real”. Y cita que “la violencia machista amenaza la vida y la seguridad jurídica de muchas mujeres, por el simple hecho de serlo”. Por ello, entiende que “no bastan” las políticas públicas de igualdad aunque las considera “imprescindibles”.

Ante esta situación, sostiene que “la actual protección constitucional de la igualdad y la no discriminación por razón de género puede reforzarse, con un mandato más específico y firme a los poderes públicos para proteger los derechos y la integridad de las mujeres”.

En la misma línea, asegura que “los derechos sociales deben contar con la máxima garantía constitucional” porque “no pueden ser derechos de segunda categoría. Para el exlehendakari, “la Constitución debe ser el baluarte seguro para garantizar el Estado de Bienestar y los derechos sociales”.

Por lo que entiende que la “Carta Magna debe incorporarlos como un mandato constitucional para todos los poderes públicos. Se deben calificar como derechos fundamentales el derecho a la salud, el derecho a la protección por parte de la Seguridad Social y el derecho de la negociación colectiva”.

Tras esta exposición, avanza que el PSOE defenderá los servicios sociales como un derecho fundamental para toda la ciudadanía garantizado por la Constitución, y “propondrá una Ley Estatal Marco en Servicios Sociales que unifique criterios de acceso, equiparación de derechos y catálogo de servicios común para todos los españoles, estableciendo una red de proximidad con una ratio de profesionales mínima de 1 por cada 4.000 habitantes”.

VOLVER A LA UNIDAD

López quiere que el 39 Congreso del PSOE sea "el congreso de la unidad", por lo que se compromete a que, si gana las primarias, "contará desde la Secretaría General con el conjunto del partido para desarrollar un proyecto común, sin ganadores ni perdedores en el PSOE".

Y si pierde, garantiza que renunciará a convertir su proyecto en una oposición interna "sistemática", por lo que colaborará "lealmente" con la dirección que salga de las primarias. Por eso, cree que la Secretaría General debe ejercerse "desde un liderazgo colectivo, plural y compartido, en un equipo en el que todos y todas cuenten, desde el cargo más importante hasta el militante recién llegado, unificando criterios y coordinando propuestas".