Advierten a Zelaya que no puede hacer una consulta para la reformar de la Constitución

  • Tegucigalpa, 25 mar (EFE).- El Ministerio Público de Honduras advirtió hoy al presidente de este país, Manuel Zelaya, que la consulta popular que pretende realizar para reformar la Constitución lo expone a una "investigación penal".

Tegucigalpa, 25 mar (EFE).- El Ministerio Público de Honduras advirtió hoy al presidente de este país, Manuel Zelaya, que la consulta popular que pretende realizar para reformar la Constitución lo expone a una "investigación penal".

Todos los funcionarios y empleados públicos que participen en actos o acciones orientadas a ejecutar la consulta que implica reformar o derogar la Constitución incurrirían en "franca rebeldía" contra la ley, y se exponen "a ser objeto de la respectiva investigación penal", señaló en un comunicado el Ministerio Público.

Además, implica "la presentación del requerimiento fiscal, a fin de que la autoridad judicial competente les imponga el castigo previamente establecido en la ley penal", se añade en la nota.

Zelaya anunció el lunes pasado que convocará a una consulta popular para la elección de una Asamblea Nacional Constituyente que dicte una nueva Carta Magna, lo que rechazan diversos sectores, incluso líderes del gobernante Partido Liberal.

La nota del Ministerio Público subrayó que, con la pretendida convocatoria de Zelaya a una Constituyente, se crearía una "situación fáctica", porque se estarían usando "medios o procedimientos que quebrantan o desconocen lo que esta Constitución y las leyes establecen".

También señaló que "ni la Constitución de la República, ni la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas concede al Presidente la facultad de practicar ninguna acción de consulta electoral".

Esas consultas "solamente pueden efectuarse en el marco de la ley por el Tribunal Supremo Electoral", agregó el comunicado.

Según el presidente de Honduras, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) hará antes del último domingo de junio próximo "una amplia consulta popular en todo el territorio nacional, para que la ciudadanía hondureña pueda expresar libremente su acuerdo o no con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente".

El INE preguntará: "¿Está usted de acuerdo que en las elecciones generales de noviembre de 2009 se instale una cuarta urna para decidir sobre la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que apruebe una nueva Constitución política?", subrayó el decreto emitido por el Gobierno que preside Zelaya en Consejo de Ministros.

La iniciativa es rechazada por varios sectores que consideran que lo que Zelaya pretende es el continuismo en el poder, lo que tácitamente admitió el pasado lunes el presidente, quien el 27 de enero de 2010 cumplirá su mandato constitucional de cuatro años.

Al conocer hoy la resolución del Ministerio Público, Zelaya dijo a periodistas hondureños desde Nicaragua, donde asiste a una cumbre de gobernantes centroamericanos, que ese organismo no tiene por qué opinar sobre asuntos políticos y enfatizó que "la consulta va y nadie la detiene".

Fuentes del INE que solicitaron la reserva de su identidad, dijeron ayer que desde hace dos semanas comenzaron a trabajar en la consulta popular que promueve el presidente Zelaya.