Candidato quechua ve imposible derrotar a Morales sin un pacto de los opositores

  • La Paz, 31 mar (EFE).- El candidato a la Presidencia de Bolivia, el indígena quechua Alejo Veliz, ve imposible derrotar a Evo Morales en las elecciones nacionales del próximo 6 de diciembre sin una alianza de líderes opositores en contra del actual jefe de Estado.

Candidato quechua ve imposible derrotar a Morales sin un pacto de los opositores

Candidato quechua ve imposible derrotar a Morales sin un pacto de los opositores

La Paz, 31 mar (EFE).- El candidato a la Presidencia de Bolivia, el indígena quechua Alejo Veliz, ve imposible derrotar a Evo Morales en las elecciones nacionales del próximo 6 de diciembre sin una alianza de líderes opositores en contra del actual jefe de Estado.

Si no hay unidad, "la oposición no tiene oportunidad. Yo estoy preocupado por eso", dijo hoy en una entrevista con Efe Veliz, un ex aliado de Morales en las luchas por las reivindicaciones campesinas que ahora se ha convertido en rival electoral del mandatario.

"Ojalá podamos unirnos y hacer un solo frente. Yo sueño con ello, tengo la esperanza, aunque creo que es difícil", dijo Veliz, de 51 años y presidente del partido Pueblos por la Libertad y la Soberanía (Pulso), que se enmarca en el espacio de centroizquierda.

"Creo que juntos podemos derrotarlo, no hay duda de eso", insistió Veliz, al sostener que en este momento Morales "debe estar feliz" porque hay mucha dispersión de candidatos en la oposición.

Además de Veliz, también ha anunciado oficialmente su postulación el indígena quechua René Joaquino, alcalde de la ciudad de Potosí, y es casi seguro que lo hará próximamente el ex vicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas (1993-1997).

También son potenciales candidatos el ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) y el empresario del cemento Samuel Doria Medina.

Una de las incertidumbres del panorama pre electoral boliviano es qué candidato contará con el apoyo del bloque opositor autonomista, conformado por los prefectos (gobernadores) de Santa Cruz, Beni, Chuquisaca y Tarija, si es que alguno de ellos no se presenta con candidatura propia.

Tampoco está claro cuál será el papel del ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002), principal líder de Poder Democrático y Social (Podemos), que ha sufrido algunas escisiones desde que llegó al Congreso en 2006.

Otro de las dudas es si el ex gobernador de Cochabamba Manfred Reyes Villa, que acaba de regresar al país, se postulará.

Reyes Villa pasó varios meses en el extranjero después de haber sido revocado en el referendo sobre mandatos que se celebró el pasado agosto.

De cara a posibles alianzas, Veliz dijo que Reyes Villa no está en sus planes porque ha estado fuera del país mucho tiempo, y tampoco piensa en Quiroga o Doria Medina, porque, a su juicio, estos líderes han avalado en el Congreso muchas de las políticas de Evo Morales.

"Hasta acá, lo único que han hecho es oxigenar a Morales", dijo Veliz que, en cambio, destacó las figuras de Mesa, Cárdenas, Joaquino y los cuatro prefectos regionales, "que son una oposición con una dimensión nacional bastante seria".

Antes de ser opositor a Morales, Veliz lo respaldaba e incluso hace 14 años impulsaron juntos el partido la Asamblea por la Soberanía de los Pueblos (ASP) y protagonizaron batallas sindicales.

Veliz dijoque apoyó a Morales y en el 2005 votó por él porque representaba una "esperanza", pero luego de tres años de Gobierno admitió su frustración por la gestión del gobernante.

"Yo quiero invitar a todos a ser frente contra el Gobierno irresponsable para poder salvar al país de este desastre en el que hay corrupción y narcotráfico", acotó el dirigente, que además es un duro cuestionador de la gestión económica de Morales.

El oficialismo ha descalificado a Veliz varias veces como un dirigente sin respaldo popular, si bien él asegura que es un líder con seguidores entre los quechuas del país, que son mayoría sobre el grupo étnico aimara, al que pertenece Evo Morales.

Veliz, de 51 años, es oriundo de la localidad de Caico, en la zona central de Cochabamba, licenciado en Pedagogía, diplomado en Educación Superior, ha sido dirigente de los campesinos de Bolivia y ha ocupado un escaño en la Cámara de Diputados.

En su infancia, también fue pastor, al igual que Morales, y en su juventud curandero usando las técnicas médicas indígenas.