Cayo Lara aplaude la decisión del TC y afirma que ilegalizar ideas es una cuestión "absolutamente peligrosa"

Afirma que si se hubiera anulado la lista también habría que ilegalizar "a quienes apoyaron la invasión de Irak o Gaza"

PALMA DE MALLORCA, 22 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de IU, Cayo Lara, expresó hoy en Palma su apoyo a la decisión del Tribunal Constitucional de estimar el recurso de amparo presentado por Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) contra la anulación, por parte del Tribunal Supremo, de su candidatura para las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 7 de junio.

En rueda de prensa para presentar su apoyo al candidato de EU a las elecciones europeas, David Abril, Lara aseguró acatar "con agrado" la resolución del TC, que permite que esta lista, encabezada por el dramaturgo Alfonso Sastre, pueda presentarse a los comicios, después de que el Alto Tribunal anulase la candidatura por sus presuntos vínculos con la izquierda 'abertzale'.

"Damos la bienvenida a la resolución judicial, ya que ilegalizar ideas es algo muy complicado y una cuestión absolutamente peligrosa", aseveró Lara, quien manifestó que en caso de haber sido anulada la lista, también habría que ilegalizar "todos los partidos que nos condujeron a la invasión de Irak o los que permiten la invasión de Israel en Gaza".

Es por ello que, enfatizó, "no puede haber una doble vara de medir" en relación con estas cuestiones. En concreto, la resolución del TC, adoptada por unanimidad, señala que el Tribunal Supremo habría basado la anulación de la candidatura en "indicios de los que sólo puede desprenderse la asunción de una ideología política, pero en ningún caso la realidad de una trama defraudatoria al servicio de una organización terrorista o de formaciones políticas vinculadas al terror".

La decisión supone, de este modo, un duro varapalo a las tesis defendidas tanto por la Fiscalía como por el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, que defendieron que la lista de II-SP (coalición de comuneros e Izquierda Castellana), era una mera sucesión de la ilegal Batasuna.

Los seis magistrados que componen la Sala Segunda del Tribunal Constitucional, presidida por Guillermo Jiménez, destacaron que "aún admitiendo que el designio defraudador de ETA y el de Batasuna les hubiera llevado a pretender la orquestación de una candidatura electoral a su servicio, lo cierto es que ninguno de los elementos objetivos y subjetivos utilizados por la Sala abonan en los términos constitucionalmente exigibles la idea de que esta pretensión se haya materializado, precisamente, con la candidatura presentada por la coalición recurrente".

En concreto, el Constitucional considera que, al anular la candidatura de II-SP, el Tribunal Supremo vulneró el derecho de los componentes de la lista a acceder a los cargos públicos en condiciones de igualdad (art. 23.2 de la Constitución). El ponente de la sentencia ha sido el magistrado Eugenio Gay.