Ceniceros suscribe la declaración de Europa en la que se pide colaboración con las instituciones para superar la crisis

LOGROÑO, 05 (EUROPA PRESS)

El presidente del Parlamento de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, suscribió hoy la Declaración de Europa en la que los máximos responsables de las Cámaras Legislativas expresan la necesidad de fomentar la colaboración y cooperación de todas las instituciones y de la sociedad en general para que las medidas que pongan en práctica los Estados y las regiones de Europa contribuyan de forma decidida a resolver los problemas que afectan a los ciudadanos como consecuencia de la crisis económica que vivimos.

Este es uno de los acuerdos destacados de la Declaración institucional que fue aprobada esta mañana en la última jornada de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos (Coprepa 2009), celebrada a lo largo de dos días en la Asamblea Regional de Murcia, con sede en la ciudad de Cartagena, en la que además se ha abordado la necesidad de seguir avanzando en la construcción de Europa.

En este texto se recoge la preocupación de los presidentes de las Asambleas por el progreso de la Unión Europea, por sensibilizar e informar a los ciudadanos sobre la importancia de las próximas elecciones al Parlamento Europeo y porque esta Eurocámara tenga más protagonismo, junto al Consejo de Europa, en las decisiones de la Unión una vez entre en vigor del Tratado de Lisboa.

La puesta en marcha de este Tratado hará posible una Unión Europea más democrática y transparente, con métodos de trabajo más eficaces y, en opinión de los Presidentes, "una Europa de derechos y valores, libertad, solidaridad y seguridad, con instituciones que le garanticen un papel protagonista en la escena global".

También se ha hecho especial hincapié en el nuevo derecho de iniciativa ciudadana recogido en este Tratado por el que, a falta de su desarrollo normativo, bastará con un millón de firmas de ciudadanos de varios Estados miembros para proponer nuevas normas comunitarias sobre un tema concreto.

Asimismo, la Declaración implica a las instituciones parlamentarias en el esfuerzo de la Unión Europea por alcanzar el objetivo de reducir las emisiones de efecto invernadero, para lo que se reiteran los compromisos asumidos en la Declaración de Madrid, que se firmó en la reunión de Presidentes de Parlamentos Autonómicos del año 2008, celebrada en la Asamblea de Madrid.