Chávez y Correa defienden la nacionalización de sectores estratégicos para la economía de sus países

Chávez y Correa defienden la nacionalización de sectores estratégicos para la economía de sus países

Chávez y Correa defienden la nacionalización de sectores estratégicos para la economía de sus países

QUITO, 24 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de Venezuela y de Ecuador, Hugo Chávez y Rafael Correa, volvieron a defender la nacionalización de sectores claves para la economía de sus países en una rueda de prensa conjunta celebrada esta madrugada (hora española) en Quito.

El mandatario venezolano llegó ayer a la capital de Ecuador, donde efectúa una visita oficial de dos días que ha servido para que ambos países rubriquen seis acuerdos bilaterales en materia de cooperación energética, economía, agricultura y turismo.

"Nosotros pagamos las deudas atrasadas con los trabajadores, disminuimos las tarifas (de telefonía) móvil y residencial, invertimos en redes fijas, hemos colocado miles de cabinas, que habían eliminado para favorecer la telefonía móvil, y a pesar de todo eso ya recuperamos la inversión", indicó Chávez en referencia a la nacionalización de la empresa de telecomunicaciones Cantv, cuya compra se realizó hace dos años por una cantidad cercana a los 200 millones de dólares.

Correa, por su parte, defendió la nacionalización de sectores como el petróleo y la minería. "No me interesa que la fábrica de corbatas esté en manos privadas, pero sí que la electricidad, la salud y la vida de los ecuatorianos", dijo el dirigente ecuatoriano.

Además, sostuvo que "la gran diferencia" con los anteriores ejecutivos ecuatorianos es que su Gobierno sí está cumpliendo con la Constitución de Ecuador y recordó que la Carta Magna establece que es tarea del Estado gestionar los bienes comunes para el provecho del conjunto de la sociedad.

Correa, reelegido en el cargo recientemente, llegó al poder en 2007, pero hasta el momento no ha nacionalizado ninguna petrolera o empresa minera ecuatoriana. Chávez sí que ha pasado a controlar varias compañías privadas desde que llegase al poder hace diez años.

La última ha sido el Banco de Venezuela, que pasará a manos del Estado el próximo 3 de julio y cuya compra fue cerrada el pasado viernes con el Grupo Santander por unos 750 millones de euros.