El pleno del Ayuntamiento de Logroño aprueba el conflicto de constitucionalidad en relación a la Ecociudad

LOGROÑO, 25 (EUROPA PRESS) El pleno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado hoy, con el voto a favor del PSOE y PR y en contra del PP, el conflicto de constitucionalidad en relación a la supuesta vulneración de la autonomía municipal que supone el proyecto de la Ecociudad en el Monte de El Corvo. El Consistorio de la capital riojana debe esperar ahora el dictamen no vinculante del Consejo Consultivo de La Rioja para posteriormente acudir al Tribunal Constitucional. Esta instancia jurisdiccional deberá determinar si el procedimiento legal del Gobierno regional para promover la construcción de 3.000 viviendas en este emplazamiento supone una vulneración de la autonomía legal. El alcalde, Tomás Santos, defendió esta iniciativa para que el Ejecutivo riojano "no pueda hacer lo que le dé la gana" y dejar al margen a las Administraciones Locales. Definió la Ecociudad como una "operación crematística" que no responde al interés general, puesto que es "innecesaria". En su intervención, con la que se cerró el debate, acusó a la portavoz popular, Concepción Gamarra, de "cómplice" con los intereses de "su amo", el presidente del Gobierno regional, Pedro Sanz. POSTURAS ENCONTRADAS El planteamiento del conflicto de constitucionalidad había sido expuesto con anterioridad por el concejal de Desarrollo Urbano, Miguel Gómez Ijalba, quien precisó que este recurso surge para hacer frente a la "ingente voracidad" del Ejecutivo autonómico para "dejar en fuera de juego al Ayuntamiento" en busca de sus "propios beneficios". Ijalba detalló los pasos legales acometidos para justificar la recalificación de un espacio protegido para promover esta actuación urbanística por parte de la iniciativa privada. La doble protección del lugar "fue hecha por ustedes", en relación a la anterior Corporación del Partido Popular, "para que nadie pudiera construir salvo sus amigos", indicó Ijalba La portavoz popular, Cuca Gamarra, achacó en repetidas ocasiones al alcalde que no fuera él mismo quien defendiera este conflicto, que, en su opinión, supone "pervertir el municipalismo" y utilizar las instituciones "a su antojo" en busca de la "confrontación" y los "réditos políticos". Gamarra insistió en que las competencias de ordenación del territorio son "exclusivas" del Gobierno de La Rioja, tal y como establece el Estatuto de Autonomía. Es por ello que la Ecociudad queda avalada por la legalidad. OTRAS INTERVENCIONES El portavoz del Partido Riojano, Ángel Varea, se dirigió a la oposición para insistir en que el Grupo Político Popular "está traicionando" al anterior regidor, Julio Revuelta. Varea recordó que en un conflicto similar sobre el emplazamiento del Parque Digital "los 27 conejales" apoyaron la decisión del alcalde "en defensa de la autonomía y de los derechos de Logroño", circunstancia que no se ha repetido en esta ocasión. "Es el pleno de la traición", indicó. El concejal socialista, Vicente Urquía, llegó a decirle a Gamarra "que si usted hubiera sido alcaldesa, habría hecho lo mismo". OTROS PUNTOS DEL DÍA Además del conflicto de constitucionalidad, el pleno de hoy sirvió para aprobar con el voto favorable de los tres formaciones otros seis puntos que figuraban en el orden del día. El asunto relativo al uso de 14,8 millones de euros de remanentes a la financiación en 2009 de distintas actuaciones propició las intervenciones de Vicente Urquía, por parte del Gobierno municipal, y Mar San Martín, por la oposición. Esta partida de remanentes se destinará a obras "urgentes" como la peatonalización de la calle Bretón de los Herreros, la urbanización de avenida de Burgos y el entorno de la Universidad, la construcción de la biblioteca municipal de Gonzalo de Berceo o la ayuda a desempleados que no cobren ningún tipo de prestación, según detalló Urquía. San Martín tildó de "nula" y "escasa" la gestión del Equipo de Gobierno, que debe echar mano de los remanentes para financiar sus proyectos, circunstancia que está pasando de ser "anecdótica a convertirse en costumbre".