Iceta avisa de que la paciencia del PSC "no es infinita" pero no imagina un no acuerdo

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, advirtió hoy de que la paciencia de su partido para lograr un acuerdo de financiación con el Gobierno "no es infinita", aunque aseguró que no imagina un escenario de no acuerdo.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, dijo que su formación no puede instalarse en una negociación "permanente y eterna que no llegue a ningún sitio", pero confió en que el proceso termine bien.

Afirmó que está "muy contento" de que desde la Moncloa se asegure que el pacto es "inminente, porque se expresa que hay una voluntad". "Pero el acuerdo aún no lo tenemos, y si no lo hemos tenido desde hace tiempo, es que el tema es muy difícil de poder cerrarlo en poco tiempo", señaló.

Esta semana, el nuevo vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, puso el mes que viene como plazo para alcanzar un acuerdo, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que se habían fijado sus bases. Respecto a la reacción de la ministra de Economía, Elena Salgado, que no quiso pronunciarse al respecto, Iceta dijo que es normal, porque aún no tiene el equipo formado.

El también miembro de la ejecutiva del PSOE, sin embargo, insistió en que su formación "no bajará del burro", destacando que defiende una posición "de respeto a la ley para encontrar una financiación justa para Catalunya".

En relación a cuáles deben ser los interlocutores del Ejecutivo central con la Generalitat, tras la visita que Chaves realizará el martes a la Generalitat, señaló que quienes han llevado las negociaciones han sido Salgado y el conseller de Economía, Antoni Castells, aunque no excluyó otros mecanismos para ayudar al diálogo.

"FALTA DE VALENTÍA Y DECISIÓN"

Pese a negar que haya una "involución autonómica" del Gobierno, admitió que en determinados momentos, ha faltado "valentía y decisión en algunos temas, por parte del Gobierno y del PSOE".

Así, afirmó que hay ciertos planteamientos del PP respecto al modelo autonómico que han "calado o, como mínimo, han ralentizado determinadas cosas, y han provocado un aumento del miedo en determinados sectores".