La Asamblea de la UEO traslada personalmente a Rojo su "inquietud" por la salida de la representación española

Su presidente aborda con el representante del Senado la posibilidad de estudiar "fórmulas" para solucionar esta situación MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La Asamblea parlamentaria de la Unión Europea Occidental (UEO) trasladó hoy personalmente al máximo representante del Senado español, Javier Rojo, su "inquietud" por la decisión de las Cortes de prescindir de representación en este organismo, informaron a Europa Press fuentes parlamentarias. Rojo recibió hoy en Madrid al presidente de la Asamblea de la UEO, el británico Robert Walter, quien el 28 de enero pasado confesó ante el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, sentirse "avergonzado" por tal decisión. Las Mesas del Congreso y del Senado, a iniciativa del presidente de la Cámara Baja, José Bono, acordaron en diciembre pasado dejar de costear los desplazamientos de los miembros de la delegación española ante la Asamblea de la UEO, con sede en París, para recortar gastos. En el encuentro de hoy, que transcurrió en un clima "muy cordial", según las fuentes, Rojo explicó a Walter que la decisión de las Cortes responde al actual "contexto económico" y al ajuste presupuestario al que se están viendo abocadas las instituciones no sólo de España, sino de otros países, como consecuencia de la crisis financiera y económica internacional. Rojo y Walter intercambiaron puntos de vista con respecto a la posibilidad de encontrar alguna "fórmula" que permita la presencia de representación española en las reuniones de la Asamblea y el presidente de la Cámara Alta se comprometió a trasladar a Bono el contenido de sus conversaciones con el parlamentario británico, añadieron las fuentes. España ha sido el primer Estado miembro de la UEO que ha adoptado una decisión así, coincidiendo además con su presidencia del Consejo de Europa y la proximidad de su presidencia de la UE en el primer semestre de 2010. El senador del PP Pedro Agramunt, miembro de la delegación española ante la UEO, ha llegado a denunciar que la decisión de las Cortes supone la violación por parte de España del Tratado de Bruselas por el que se adhirió a la organización en 1990, además de dejar al país sin posibilidad de ejercer un control parlamentario sobre asuntos que conciernen a la seguridad y defensa europeas. La Asamblea de la UEO representa todavía el único foro europeo que reúne a los parlamentarios nacionales de forma regular para trabajar y supervisar colectivamente la política europea de seguridad y defensa. El Tratado de Lisboa, pendiente aún de completar su ratificación tras el rechazo de Irlanda en referéndum, establece que "la UE elaborará, junto con la Unión Europea Occidental, acuerdos de cooperación más intensa entre sí". Algunos interpretan que esto equivale a que será absorbida por la UE, aunque esta decisión aún no está oficialmente adoptada. La UEO es una organización europea de cooperación para la defensa y la seguridad fundada en 1948 por el Tratado de Bruselas. Está constituida por 28 países, miembros de la UE junto a otros países europeos socios de la OTAN, como Noruega, Islandia y Turquía. El anterior presidente de la Asamblea de la UEO, el francés Jean-Pierre Masseret, ya advirtió por carta a Bono de que España está "obligada a hacer frente a sus obligaciones legales" con respecto al Tratado por el que se adhirió a la organización en 1990, incluida "su participación en la Asamblea parlamentaria tal y como está mencionado" en el artículo IX de ese texto.