La CEAS pide que el "consenso" entre España y Francia no impida el derecho saharui a la autodeterminación

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) ha pedido a los Gobiernos francés y español que el "consenso" entre ambos países no acarre "consecuencias y resultados perversos" contra el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

"Ninguna estrategia o juego político de Estado puede pretender obviar la legitimidad y el Derecho Internacional en relación con el pueblo saharaui", afirmó la CEAS en una carta abierta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con motivo de la visita oficial a España del jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy.

Los Gobiernos español y francés están despreciando, "de manera sistemática", la legalidad internacional por su pretensión de "imponer la puesta en práctica de un falso 'acuerdo' predeterminado en los despachos y en las cancillerías", prosiguió la Coordinadora, en referencia a "la mal llamada autonomía" propuesta por Marruecos.

Esta autonomía, "contradice los acuerdos internacionales y choca frontalmente contra la voluntad inequívoca de los y las saharauis y con el deseo del pueblo español de que se garantice el futuro de la población saharaui en base al ejercicio del derecho de autodeterminación", se lee en la carta abierta, firmada por el presidente de la CEAS-Sáhara, José Taboada.

"El consenso político conseguido entre Francia y España podría tener, en este caso, consecuencias y resultados perversos si avala soluciones contrarias al derecho, a la voluntad legítima de la población afectada o a la opinión sopesada de los ciudadanos sobre los que se sustenta la legitimidad democrática de sus gobiernos", manifestó la CEAS.

En el comunicado, la Coordinadora denunció "el culpable silencio con que ambos Gobiernos asumen las continuas y pública y reiteradamente denunciadas violaciones de los Derechos Humanos de la población saharaui sometida por parte del Reino de Marruecos". Asimismo, lamentó el veto francés en el Consejo de Seguridad de la ONU "a toda resolución que dé legitimidad a la resistencia de la población saharaui que vive en el Sáhara Occidental".

A juicio de Taboada, "España tendría que tener una mayor presencia y un mayor peso en esa búsqueda real de soluciones para un conflicto del que, lo quiera o no, es claramente corresponsable". Por ello, la CEAS pidió a Zapatero "el coraje necesario para asumir una política en la zona que defienda la legitimidad y la justicia y que no transija con, ni convierta en moneda de cambio, las violaciones de derechos que sólo causan quebrantos y daños a la población sometida a la ocupación militar marroquí".