La presidente del Parlamento gallego receta "sentido común" para garantizar la "España plural"

Reclama "altura de miras" a las fuerzas políticas ante la crisis y reivindica su "obligación" de estar "en la realidad"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, recomendó hoy "rigor técnico, compromiso y sentido común" para "dar respuesta" a "la dinámica territorial de la España plural" y, para eso, propuso conjugar "unidad y multiplicidad, integración y solidaridad".

En su discurso durante la toma de posesión de Alberto Núñez Feijóo como presidente de la Xunta, Rojo lanzó este mensaje con el ánimo de que el gobierno en el ámbito de las distintas administraciones --local, gallega, estatal y europea-- se aplique "correctamente" para que el resultado final sea "positivo para el interés general".

En esta línea, animó a las fuerzas políticas a actuar con "responsabilidad, altura de miras, inteligencia y audacia" para hacer frente a los "desafíos" del actual contexto económico, por lo que reivindicó la "obligación y el deber" de los políticos de estar "en la realidad, cerca de las personas".

"Los poderes públicos tenemos que empeñar todo el esfuerzo del que seamos capaces en superar con eficacia la crisis que está afectando profundamente a la calidad de vida de la gente", instó.

COLABORACIÓN CON EL EJECUTIVO

En cuanto al Parlamento de Galicia, Rojo garantizó al futuro presidente de la Xunta que será "un leal y fiel colaborador" del Ejecutivo para que Feijóo dé respuesta al "contrato" que asumió con la ciudadanía. "La dedicación, plena; el espíritu, intenso; la voluntad, permanente", dijo, al compartir con el Ejecutivo "un mismo horizonte".

"De servicio al bien común, de búsqueda del consenso, de acercamiento a todos los actores sociales y políticos", especificó, y agregó que "el pluralismo, la transparencia y la participación" serán el "norte" que guiará a la Cámara gallega en el objetivo de defender la identidad de Galicia.

Tras felicitar a Feijóo y desearle "éxito" en sus nuevas responsabilidades, coincidió con él en su "confianza en el pueblo gallego" y en su "resistencia frente a las adversidades".

Previamente, enmarcó en la "normalidad democrática e institucional" la toma de posesión de hoy, que materializa el cambio de gobierno en la Xunta. Así, apeló a la "voluntad política" que el electorado expresó en las pasadas autonómicas del 1 de marzo y conectó a Feijóo "directamente con esa voluntad popular" al recordar que ha sido investido presidente por la mayoría absoluta de la Cámara autonómica.

"Esa es la grandeza de unos mecanismos que encarnan el sentido más diáfano del pluralismo y de la participación", reflexionó, por lo que se refirió a la toma de posesión no sólo como un "acto formal", sino también como una "fiesta democrática". Con todo y a pesar de que en democracia "hay actos que brillan de manera especial por su trascendencia", apostó por hacer de la democracia "un proceso continuo".