Un muerto y siete heridos en lo que va de jornada electoral

DIYARBAKIR (TURQUÍA), 29 (Reuters/EP) Adnan Yalcin, de 41 años de edad, fue asesinado hoy a tiros en la región de Lice, cerca de Diyarbakir, la principal ciudad del sureste turco de mayoría kurda, precisamente hoy, cuando Turquía vota en elecciones locales en las que el principal favorito es el Partido para la Justicia y el Desarrollo (AKP) del primer ministro Recep Tayyip Erdogan. La violencia --en las que resultaron también heridas otras cuatro personas-- comenzó por los enfrentamientos entre un cacique local y grupos rivales. Por otra parte, dos grupos se enfrentaron en la provincia de Igdir, también en el sureste de Turquía, y tres personas quedaron heridas, según fuentes médicas y de seguridad. Sin embargo, según estas fuentes, la violencia no tiene que ver con los comicios. Se espera que el AKP fortalezca su poder con buenas cifras en estas municipales, pero el problema es que la crisis económica ha emergido como una amenaza para la fortuna política del partido. "La crisis económica va a jugar un papel muy importante en las elecciones", asegura al Global Post el editor del diario turco 'Hurriyet', Barcin Yinanc. "Creo que el AKP va a perder votos por culpa de las implicaciones de la crisis económica en el país". El AKP llegó al poder en 2002, justo un año después de una severa crisis económica. Bajo su mandato, el país logró emerger de una situación de profunda inestabilidad y terminó convirtiéndose en una de las economías más interesantes del mundo. Sin embargo, estos últimos meses han comenzado a aparecer signos preocupantes: la inflación ha subido ligeramente hasta llegar al 9 por ciento, y muchos temen que Turquía pueda volver a descender a la inestabilidad política y económica que asoló el país hace ya ocho años.