Una oposición dividida intenta forzar una segunda vuelta electoral

  • Quito, 20 abr (EFE).- La oposición en Ecuador se presenta el próximo domingo a las elecciones generales dividida entre el empresario Álvaro Noboa y el ex mandatario Lucio Gutiérrez, ambos con el objetivo de forzar una segunda ronda con el actual jefe del Estado, Rafael Correa.

Los ecuatorianos deciden en las urnas si avalan el "Socialismo del Siglo XXI"

Los ecuatorianos deciden en las urnas si avalan el "Socialismo del Siglo XXI"

La crisis económica marcó en Ecuador la contienda electoral

La crisis económica marcó en Ecuador la contienda electoral

Quito, 20 abr (EFE).- La oposición en Ecuador se presenta el próximo domingo a las elecciones generales dividida entre el empresario Álvaro Noboa y el ex mandatario Lucio Gutiérrez, ambos con el objetivo de forzar una segunda ronda con el actual jefe del Estado, Rafael Correa.

Ambos candidatos opositores centran sus críticas en Correa y esperan que algún acontecimiento de última hora desinfle la popularidad del presidente, favorito a la reelección.

Noboa y Gutiérrez son los contendientes con mayor opción de llegar a un segundo lugar, por encima de los otros cinco aspirantes: Martha Roldós, Diego Delgado, Carlos González, Carlos Sagñay y Melba Jácome.

La difusión de los sondeos electorales está prohibida desde el pasado 6 de abril, pero todos anticipaban hasta esa fecha la victoria de Correa en la primera vuelta electoral.

Gutiérrez y Noboa aspiran a que el mandatario no logre superar el 50 por ciento de los votos válidos, asi como tampoco el 40 por ciento y una distancia de diez puntos porcentuales sobre el segundo, pues ello permite la victoria de Correa sin necesidad de una segunda ronda.

Noboa, considerado uno de los hombres más ricos de Ecuador, afirma que si hay segunda vuelta electoral, el 14 de junio, vencerá a Correa, por considerar que la polarización política que vive el país perjudica al mandatario.

Según Noboa, "hay tres formas para terminar con un candidato: matándolo, mandándole a la cárcel y quebrando sus empresas" y ésta última dice es la opción que Correa ha elegido para liquidar su candidatura.

Las presiones al pago de impuestos por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI), la agencia de recaudación del Estado, son para Noboa una expresión de la intención que tiene Correa para asfixiarle económicamente.

Noboa aduce que esas medidas sólo se han aplicado contra sus empresas y no a las de sus competidores, por lo que pidió a las autoridades electorales que descalifiquen la candidatura de Correa, demanda que no prosperó.

El empresario, que dirige el Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN), propone una "revolución económica" en el país, que permita a la mayoría de ecuatorianos conseguir salarios promedios de 2.000 dólares mensuales.

Impulsar la obra pública, mejorar los incentivos a las empresas y apuntalar la dolarización son, entre otras, las propuestas del empresario bananero, que piensa financiar su proyecto con el apoyo de la inversión extranjera y de sus amigos empresarios, a los que pedirá confianza en Ecuador.

Con otros matices, la propuesta de Lucio Gutiérrez sigue el mismo camino, aunque en su campaña ha asegurado que retomará los planes de Gobierno que quedaron interrumpidos cuando en abril de 2005 fue derrocado del poder, tras dos años como presidente.

Gutiérrez, líder del Partido Sociedad Patriótica, ha sido el mayor opositor del gobierno de Correa, al que acusa, entre otras cosas de una supuesta relación con la guerrilla colombiana y el narcotráfico.

El ex mandatario culpó a Correa en el caso "Chauvin", que vinculó a este ex asesor del Gobierno con una red de narcotráfico y le ha achacado una presunta relación con la guerrilla colombiana de las FARC.

Lucio Gutiérrez propone cambiar la política internacional de Correa, alineada a lo que denomina eje "Venezuela-Irán-China", y volver a la órbita de Estados Unidos.

Roldós, Delgado, González, Sagñay y Jácome también centran sus ataques contra el Gobierno de Correa, pero sus posibilidades segun los sondeos son escasas.