ÚLTIMA HORA 13:28 El presidente de Italia encarga a Paolo Gentiloni la formación de gobierno

Valcarce estudia la petición de la Asamblea pero dice que el derecho a manifestación "está por encima de cualquier consideración"

Seguridad de la Asamblea avisó a Delegación de que "la situación era muy grave" durante los incidentes de los manifestantes del jueves MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, anunció hoy que los servicios jurídicos de su departamento están estudiando la petición de la Asamblea de Madrid para que no autorice manifestaciones frente a la Cámara regional durante la celebración de sesiones plenarias, aunque advirtió que el derecho de manifestación "está por encima de cualquier consideración".

Tras clausurar el curso de policías instructoras de defensa personal femenina, Valcarce afirmó que la Delegación del Gobierno ponderará "desde el consenso y el diálogo" la solicitud que ha recibido de la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez.

La delegada reiteró que va a cumplir con la ley y respetará los derechos fundamentales de los ciudadanos, entre los que se encuentra el derecho de manifestación.

EL INFORME DE SEGURIDAD REMITIDO A LA DELEGACIÓN

Por su parte, los servicios de seguridad de la Asamblea de Madrid indicaron, en su informe de los hechos remitido a la Delegación de Gobierno, que durante el pasado pleno se tuvo que desalojar de la tribuna de invitados del hemiciclo a alrededor de 40 personas por "grave alteración del orden" de la Cámara y que estas personas "mantuvieron un tono discipliente y amenazante contra el personal del Cuerpo de Ujieres y Jefe de Seguridad" de la Cámara durante el desalojo.

El texto, elaborado por Seguridad de la Asamblea, señala que Delegación del Gobierno les remitió un fax en el que se decía que se iban a celebrar dos manifestaciones conjuntas de CC.OO. y Metal, Construcción y Afines a la Federación de Madrid de UGT de 16 a 19 horas.

Asimismo, expone que sobre las 16.40 horas ante la "alteración grave del orden de la Cámara de varios invitados, éstos son mandados desalojar por parte de la Presidenta de la misma", y que posteriormente, se producen dos desalojos más, en total, "unas cuarenta personas".

El escrito expone que tras abandonar el Parlamento, los desalojados se unieron a la manifestación que se estaba celebrando a las puertas "a la vez que rompen el cordón policial acercándose a la verja de la Asamblea". En ese momento, Seguridad dio orden de "cierre de todos los accesos a la misma" y se puso en contacto varias veces con Delegación de Gobierno para decirle que "la situación era muy grave" y para que "garantizase la seguridad del edificio, así como de todos los diputados y del personal de la Cámara".

A renglón seguido, indica que sobre las 17.35 horas los manifestantes "a las puertas de acceso a la Asamblea" y tras romper el cordón policial, "empiezan a lanzar piedras, botellas de agua, tuercas de acero, botellas de cerveza de cristal de un litro, cohetes y artefactos contra el edificio y el patio de la Asamblea", que provocaron "una persona herida en la calle con un corte en el cuello y sangrando abundantemente por el impacto de una botella de cristal, que es atendida por la Policía Nacional y trasladada a un centro asistencial".

La manifestación, según el texto, finalizó sobre las 18.15 horas después de que acudieran refuerzos de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional.