El Parlamento guatemalteco aprueba una ley que norma el uso de las armas de fuego

  • Guatemala, 1 abr (EFE).- El Parlamento de Guatemala aprobó una nueva ley que norma el uso de las armas de fuego y con la que se pretende reducir los altos niveles de violencia que afectan al país, informaron hoy fuentes legislativas.

Guatemala, 1 abr (EFE).- El Parlamento de Guatemala aprobó una nueva ley que norma el uso de las armas de fuego y con la que se pretende reducir los altos niveles de violencia que afectan al país, informaron hoy fuentes legislativas.

La oficina de prensa del Congreso dijo hoy a periodistas que la Ley sobre el Control de Armas y Municiones fue aprobada anoche después de una larga discusión que se prolongó por más de ocho horas por la falta de consenso entre los legisladores.

La nueva normativa reconoce el derecho de los guatemaltecos a portar armas de fuego, debidamente autorizadas por la Dirección General de Control de Armas y Municiones (DIGECAM), que concederá la licencia correspondiente.

Por cada arma registrada ante la DIGECAM se podrán adquirir en el mercado hasta un máximo de 250 municiones mensuales.

La ley anterior permitía la compra mensual de hasta 15.000 municiones por cada arma registrada, lo que según el diputado Santiago Nájera, presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso, facilitó que el año pasado fueran vendidas en el mercado local más de 50 millones de unidades.

Los únicos que, según la ley, podrán tener y portar armas de fuego sin contar con la licencia respectiva y adquirir municiones sin límite alguno son los diputados, ministros, magistrados y jueces, así como los presidentes y ex presidentes de los poderes del Estado.

La nueva ley establece penas de prisión que van desde los cinco hasta los doce años para quienes porten armas de fuego sin contar con la licencia respectiva, así como para quienes las compren, vendan, exporten e importen.

Las personas que comentan esos delitos no tendrán derecho a recobrar su libertad por medio del pago de una fianza económica y las armas utilizadas serán decomisadas por las autoridades judiciales.

El presidente guatemalteco, Álvaro Colom, dijo hoy a periodistas que la nueva ley "permitirá reducir la violencia" que afecta al país y que cada día se cobra la vida de un promedio de 17 personas, el 90 por ciento en sucesos con armas de fuego.

La Ley sobre el Control de Armas y Municiones forma parte del paquete de medidas sobre seguridad que propuso al Parlamento la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para fortalecer al Estado con instrumentos jurídicos modernos y poder hacer frente a la criminalidad organizada.