Economía/Macro.- Sarkozy y Merkel plantean centrar la cumbre extraordinaria de la UE en la reactivación del crédito

PARIS, 9 (EUROPA PRESS) El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, han dirigido una carta conjunta a la presidencia de turno de la Unión Europea y al Ejecutivo comunitario planteando la celebración de una cumbre extraordinaria informal de líderes europeos antes de finales de febrero que se fije como "prioridad" la reactivación del crédito. En su misiva, consideran que "restaurar el crédito debe de seguir siendo una prioridad determinante", que "la revisión del valor de los activos es un factor importante que contribuye a la pérdida de confianza en el sistema bancario" y que las soluciones "pueden variar de un Estado a otro" pero que, como se acordó el pasado octubre de 2008 "las orientaciones y los principios" tienen que ser aprobados de manera conjunta para "garantizar el buen funcionamiento del mercado común y evitar recaídas en el seno de la UE". Ambos sostienen que la difícil situación económica ha puesto también bajo fuerte presión las finanzas públicas y que los ciudadanos esperan que se tengan en cuenta "los intereses de generaciones futuras". En este sentido, piden que se confirme el compromiso de regresar al equilibrio financiero. Sarkozy y Merkel recuerdan, por otro lado, que, frente a la crisis financiera y económica, la Unión Europea ha reaccionado rápidamente adoptando un plan de acción concertada para los mercados financieros en octubre de 2008 y un plan europeo de estímulo económico en diciembre de 2008 Añaden que esta acción concertada ha permitido prevenir un hundimiento el sistema financiero y que el crecimiento y el empleo se verán apoyados por medidas presupuestarias que superarán sustancialmente el 3% del PIB de la UE en dos años, y cuyos primeros efectos se notarán de aquí a los próximos meses. "En el momento en el que, en este marco, los Estados miembros ponen en marcha estas medidas nacionales, es esencial continuar con un enfoque coordinado para maximizar los beneficios para el conjunto de la Unión", añaden ambos mandatarios. En este contexto, proponen que los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnan de manera informal en Bruselas antes de fin de mes para hacer balance de la situación y preparar el Consejo Europeo de primavera.