El presidente del Banco Mundial elogia la atención de España al desarrollo pese a la crisis

LONDRES, 2 (EUROPA PRESS/Eva Martínez Millán)

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, elogió hoy el mantenimiento del compromiso de España en materia de ayuda al desarrollo pese al impacto de la crisis en la economía y ofreció al titular del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una mayor implicación del organismo internacional en los proyectos que España promueve en el exterior.

Ambos mandatarios se reunieron antes del inicio de la cumbre G-20 que se celebra en Londres para tratar de consensuar soluciones a la recesión global y, según fuentes del Ejecutivo, Zoellick se mostró interesado en aumentar la cooperación entre el banco y las autoridades españolas para implementar el apoyo y la colaboración que han venido manteniendo hasta ahora.

Para ello, se entrevistarán nuevamente el próximo 18 de mayo en Madrid con el objetivo de explorar nuevas vías de actuación, puesto que el presidente del Banco Mundial pretende "impulsar aún más" las acciones con España. No obstante, en esta primera cumbre, ya evaluaron aspectos de "cómo trabajar juntos" y potenciar posibilidades.

Además, Zoellick preguntó a Zapatero por sus prioridades de atención en materia de desarrollo, centradas en el África Subsahariana y América Latina. En el primer caso, el presidente del Gobierno explicó que las acciones se centran en el ámbito de la agricultura y los programas de escuelas-taller con los que se intenta ofrecer a las comunidades locales opciones de futuro para que no tenga que emigrar.

PROYECTOS VITALES

Por lo que respecta a Sudamérica, Zapatero recordó que los focos principales son Centroamérica y las comunidades andinas, que se benefician de los proyectos de España en materia de educación y del llamado 'Fondo Agua', que cuenta con 1.500 millones de dólares para los próximos cinco años.

En la entrevista, de una media hora de duración, previa al inicio del desayuno de trabajo con el que arrancó la jornada del G-20, el presidente español reivindicó especialmente las repercusiones de este programa como uno de los "más importantes" para América Latina, por lo que supone en materia de "transformación para la salud".

Por todo, Zoellick preguntó a Zapatero cómo el Banco Mundial puede contribuir aún más en la potenciación de estos proyectos. El presidente detectó posibilidades y aseguró que "se pueden sugerir cosas", pero prefirió esperar a concretarlas en la reunión del próximo 18 de mayo.