Eritrea afirma que la vista de Al Bashir es la prueba de su rechazo a la orden de la CPI

  • El Cairo, 23 mar (EFE).- El ministro de Información eritreo, Ali Abdo Ahmed, afirmó hoy que la visita a su país del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, tiene el objetivo de mostrar su rechazo a la orden de arresto de la Corte Penal Internacional (CPI).

Eritrea afirma que la vista de Al Bashir es la prueba de su rechazo a la orden de la CPI

Eritrea afirma que la vista de Al Bashir es la prueba de su rechazo a la orden de la CPI

El Cairo, 23 mar (EFE).- El ministro de Información eritreo, Ali Abdo Ahmed, afirmó hoy que la visita a su país del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, tiene el objetivo de mostrar su rechazo a la orden de arresto de la Corte Penal Internacional (CPI).

En declaraciones a la cadena de televisión qatarí Al Yazira, el ministro de Eritrea dijo que su país quería apoyar y solidarizarse con el presidente sudanés al acogerle en esta vista.

Se trata del primer viaje de Al Bachir al extranjero desde que la CPI dictara el pasado 4 de marzo una orden de arresto por crímenes de guerra y lesa humanidad durante el conflicto de Darfur, en el oeste de Sudán.

"Nosotros y todos los estados africanos que apoyamos a Al Bachir consideramos que la orden de arresto contra él es una provocación directa contra el pueblo y los países del cuerno de África", dijo.

Ahmed acusó a la Organización de las Naciones Unidas y a su consejo de Seguridad de ser un instrumento de los países de occidente al servicio de sus intereses.

"La ONU se ha convertido en una organización ineficaz porque su consejo de Seguridad es utilizado por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña para conseguir la hegemonía mundial y la dominación de los demás países", afirmó el ministro de Eritrea.

"Es la hora de replantearse el papel de la ONU para hacerla más justa y equilibrada", añadió.

La llegada hoy de Al Bachir a la capital eritrea, Asmara, llega un día después de que la Organización de los Ulemas de Sudán lanzara una "fetua" o edicto religioso desaconsejando a su presidente acudir a la cumbre de la Liga Árabe del próximo 30 de marzo.