La Comisión Europea pide avances tangibles en Bonn para un pacto global contra el cambio climático

  • Bruselas, 27 mar (EFE).- La Comisión Europea hizo hoy un llamamiento para que la Conferencia de la ONU, que comienza este domingo en Bonn (Alemania), logre "avances tangibles hacia un nuevo y ambicioso acuerdo mundial para combatir el cambio climático".

La Comisión Europea pide avances tangibles en Bonn para un pacto global contra el cambio climático

La Comisión Europea pide avances tangibles en Bonn para un pacto global contra el cambio climático

Bruselas, 27 mar (EFE).- La Comisión Europea hizo hoy un llamamiento para que la Conferencia de la ONU, que comienza este domingo en Bonn (Alemania), logre "avances tangibles hacia un nuevo y ambicioso acuerdo mundial para combatir el cambio climático".

Las negociaciones de Bonn, que se extenderán hasta el próximo 8 de abril, son las primeras desde la Conferencia de Poznan (Polonia) en diciembre y desde que Barack Obama tomó posesión del cargo como presidente de Estados Unidos.

El acuerdo internacional sobre cambio climático que sustituirá al Protocolo de Kioto a partir de 2013 debe cerrarse en la cumbre de Naciones Unidas que se celebra en Copenhague a finales de año.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, considera fundamental que se reduzcan los puntos de desacuerdo en la reunión de Bonn ya que sólo quedan nueve meses para Copenhague.

"En los últimos dos meses, la UE ha establecido una visión global para el acuerdo de Copenhague. Ahora, esperamos que nuestros socios apoyen nuestras posturas o propongan alternativas constructivas", comentó Dimas.

La UE se ha comprometido a recortar, en 2020, sus emisiones de gases de efecto invernadero un 30 por ciento con respecto a los niveles de 1990 si se logra un acuerdo internacional sobre cambio climático.

De los países en vías de desarrollo, en especial de las grandes economías emergentes, la UE espera que reduzcan para esa misma fecha entre un 15 y un 30 por ciento de sus emisiones.

En cuanto a los países industrializados, la UE reconoce que tendrán que incrementar de forma considerable las ayudas públicas y privadas a las naciones más pobres para que puedan limitar el aumento de sus emisiones y adaptarse al cambio climático, y asegura que para ello está dispuesta a contribuir de forma equitativa.

Además de la conferencia de Bonn de este mes se esperan otras tres reuniones antes de Copenhague: una en junio de nuevo en Bonn, y otras dos de las que aún no se han confirmado los detalles, pero que podrían celebrarse en Viena o Poznan (Polonia) -agosto- y en Bangkok -septiembre u octubre-.