La UE reitera a los países balcánicos su compromiso con la ampliación

  • Hluboka (R.Checa), 28 mar (EFE).- La Unión Europea renovó hoy su compromiso de continuar el proceso de ampliación, para lo cual confía en que el Tratado de Lisboa sea finalmente ratificado y se facilite la gestión de una Europa con más miembros.

La UE reitera a los países balcánicos su compromiso con la ampliación

La UE reitera a los países balcánicos su compromiso con la ampliación

Hluboka (R.Checa), 28 mar (EFE).- La Unión Europea renovó hoy su compromiso de continuar el proceso de ampliación, para lo cual confía en que el Tratado de Lisboa sea finalmente ratificado y se facilite la gestión de una Europa con más miembros.

Los ministros de Exteriores de la UE resaltaron esta disposición, primero en una reunión entre los Veintisiete y luego en otra abierta a los países balcánicos y Turquía, que aspiran a integrarse en la Europa comunitaria en un futuro.

Esta doble cita de Hluboka tuvo lugar bajo la sombra que la crisis política checa plantea sobre la ratificación en este país del Tratado de Lisboa y por las posiciones de algunos partidos (como la CDU de la canciller alemana, Angela Merkel) a favor de frenar otras entradas tras la previsible de Croacia.

Sin embargo, la UE ratificó hoy las aspiraciones europeas de los países de los Balcanes occidentales y recordó el apoyo que ha mostrado a la región en la actual crisis económica y el crisis del gas de enero pasado.

Los responsables comunitarios se mostraron convencidos de que el Tratado de Lisboa será finalmente ratificado en la República Checa, que ejerce la presidencia de turno de la UE, y que tiene el problema de la dimisión del Gabinete esta semana y de que el Senado aún no ha ratificado el texto comunitario.

El ministro checo de Exteriores en funciones, Karel Scwarzenberg, afirmó en rueda de prensa que su país no será "un obstáculo" y dijo estar "seguro de que el Tratado de Lisboa será ratificado en su debido momento".

"El Tratado tiene que entrar en vigor urgentemente", subrayó por su parte el comisario europeo de Ampliación, Olli Rehn, quien reconoció que la presidencia checa intenta concluir este proceso "en circunstancias muy difíciles".

El ministro español, Miguel Ángel Moratinos, reconoció que la crisis política checa ha creado un "cierto interrogante" sobre el futuro del Tratado, aunque confió en que la cuestión se resolverá de forma positiva en Praga.

Moratinos también se mostró optimista sobre el nuevo referéndum de ratificación que debe convocar Irlanda el próximo otoño, de forma que España inicie en enero de 2010 su presidencia semestral de la UE "con la aplicación plena del Tratado de Lisboa".

La Unión insistió en que los países balcánicos deben hacer más esfuerzos internos de reforma, para lo que está dispuesta a apoyar a la estabilización y el desarrollo social de la región, recalcó Rehn.

Además, los Veintisiete se comprometieron a lograr "resultados concretos" en la eliminación de visados para entrar en territorio comunitario, una cuestión "muy importante" para los ciudadanos de esa región, según resaltó Rehn.

En el lado económico, el responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, destacó que la UE y los países que aspiran a la adhesión "tenemos que pensar juntos" en una gestión "inteligente" de la crisis.

Solana advirtió de que la crisis genera dos riesgos: el proteccionismo económico y el nacionalismo, y dejó patente que la UE espera que "toda tendencia nacionalista debería quedar fuera de escena".

Actualmente, Croacia es el único país balcánico con el que la UE mantiene negociaciones de adhesión, pero el proceso está atascado debido a la disputa de ese país con Eslovenia por la delimitación de su frontera marítima.

El comisario Rehn, que encabeza una mediación del Ejecutivo comunitario, ha propuesto recientemente un compromiso a ambos países y confió en lograr las primeras respuestas de los dos gobiernos en una reunión prevista para el próximo miércoles.