Los líderes aliados comienzan hoy con una cena la cumbre del 60 aniversario

  • Estrasburgo (Francia), 3 abr (EFE).- Los líderes de la OTAN comienzan hoy con una cena la cumbre conmemorativa del 60 aniversario de esta organización que no ha dejado de expandirse y que quiere seguir adaptándose para responder a las nuevas amenazas.

La OTAN renovará su oferta a Rusia y emprenderá la revisión de su estrategia

La OTAN renovará su oferta a Rusia y emprenderá la revisión de su estrategia

Los líderes aliados comienzan hoy con una cena la cumbre del 60 aniversario

Los líderes aliados comienzan hoy con una cena la cumbre del 60 aniversario

Estrasburgo (Francia), 3 abr (EFE).- Los líderes de la OTAN comienzan hoy con una cena la cumbre conmemorativa del 60 aniversario de esta organización que no ha dejado de expandirse y que quiere seguir adaptándose para responder a las nuevas amenazas.

La cumbre, en la que participarán los jefes de estado o gobierno de sus 28 estados miembros, viene marcada por la exigencia de un mayor esfuerzo de medios civiles y militares para la difícil misión en Afganistán.

Los líderes celebrarán sus reuniones en Kehl y Baden-Baden (Alemania) y Estrasburgo (Francia), ciudades fronterizas en disputa durante siglos y que hoy simbolizan la reconciliación franco-alemana.

Los Aliados darán la bienvenida a Albania y Croacia, dos países balcánicos que desde ayer son miembros de pleno derecho, y celebrarán la vuelta de Francia a las estructuras militares de la organización.

Reunidos por primera vez con el presidente estadounidense, Barack Obama, tendrán principalmente que responder al giro de su estrategia en Afganistán para derrotar a Al-Queda, con un enfoque más civil, político y regional, pero también basado en un importante refuerzo militar y económico.

EEUU ha anunciado el envío de 4.000 soldados al país asiático, que tendrán como misión el adiestramiento de las fuerzas afganas y que se sumarán a los 17.000 adicionales que ya había anunciado en febrero, para elevar la presencia total de militares estadounidenses a cerca de 57.000.

En estos momentos, hay 61.000 soldados de 41 países en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), y otros 15.000 estadounidenses en la operación antiterrorista Libertad Duradera, que comenzó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Washington y la OTAN confían en que durante el debate sobre Afganistán, que se celebrará el sábado, los aliados se comprometan a aportar entre todos 3.000 soldados (cuatro brigadas) para garantizar la seguridad de las elecciones presidenciales y provinciales de agosto.

El Gobierno de EEUU se mostró ayer optimista acerca de la posibilidad de que los aliados ofrezcan mayores contribuciones para Afganistán.

Así lo afirmaron la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, en una teleconferencia con los periodistas que acompañaban en Londres al presidente de EEUU, Barack Obama, en su gira por Europa.

Obama llega hoy a Estrasburgo (Francia) y Kehl, en Alemania, para participar en esta cumbre y presentar su nueva estrategia para Afganistán y Pakistán, que tiene como eje la destrucción de la red Al Qaeda y la formación de las fuerzas afganas para que se hagan cargo de la seguridad de su país.

Por lo que respecta a España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acude a la cumbre con la intención de decidir su aportación para Afganistán después de conocer la nueva estrategia estadounidense, y tras el polémico anuncio de la retirada de las tropas españolas de Kosovo.

Zapatero podría anunciar este sábado la contribución española en Afganistán, que en principio no supondría el aumento de tropas, sino el envío de agentes de la Guardia Civil para el entrenamiento de sus fuerzas de seguridad, avanzaron fuentes gubernamentales.

Durante la jornada de hoy los veintiocho líderes celebrarán una cena en Baden-Baden (Alemania) en la que debatirán sobre las relaciones con Rusia y el futuro de la organización ante los retos del siglo XXI.

En cuanto al futuro de la OTAN, el presidente Obama pretende una "discusión sustancial" para la génesis del documento que describirá cómo debe comportarse en el siglo XXI la organización surgida en la Guerra Fría.

La revisión estratégica que convertirá a la alianza en una organización más moderna y flexible adaptada a nuevas amenazas como el terrorismo cibernético deberá estar concluida para la cumbre de Jefes de Estado del próximo año.

Paralelamente, los ministros de Asuntos Exteriores debatirán sobre la misión militar en Kosovo (Kfor), y los de Defensa sobre la transformación de las capacidades militares.

La OTAN afirma que no espera una "discusión polémica" entre los jefes de la diplomacia de los países aliados debido a la iniciativa española de anunciar que retirará sus tropas del territorio balcánico.

De este encuentro de dos días, en el que de manera simbólica los líderes cruzarán un puente entre Alemania y Francia, saldrá una declaración sobre Afganistán, otra sobre Seguridad Aliada, y el comunicado final de la cumbre, en el que se incluirán los Balcanes.