Los manifestantes irrumpen en el recinto sede de la cumbre asiática

  • Pattaya (Tailandia) 10 abr (EFE).- Cerca de 300 detractores del Gobierno tailandés rompieron hoy el cordón de seguridad montado en torno a la sede de la Cumbre asiática para forzar su cancelación y la renuncia del primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva.

Los manifestantes antigubernamentales irrumpen en la cumbre asiática

Los manifestantes antigubernamentales irrumpen en la cumbre asiática

Los manifestantes irrumpen en el recinto sede de la cumbre asiática

Los manifestantes irrumpen en el recinto sede de la cumbre asiática

Pattaya (Tailandia) 10 abr (EFE).- Cerca de 300 detractores del Gobierno tailandés rompieron hoy el cordón de seguridad montado en torno a la sede de la Cumbre asiática para forzar su cancelación y la renuncia del primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva.

Los manifestantes consiguieron llegar hasta las puertas del hotel de lujo de la ciudad tailandesa de Pattaya, en el que durante el fin de semana se reunirán los 10 jefes de Estado o de Gobierno de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) más los de China, Corea del Sur, Japón, Australia, Nueva Zelanda, y la India.

Tras unos forcejeos con los miembros de las fuerzas de seguridad que protegen la sede de la Cumbre, el grupo amenazó con irrumpir en el interior del edificio si el primer ministro Vejjajiva no presenta su dimisión.

"Abhisit Vejjajiva vete ya", gritaban los manifestantes, que forman parte del millar concentrado en el acceso a la sede del encuentro.

La Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) reunirá hoy a los diez ministros de Exteriores de la región y de los otros seis países, quienes abordarán asuntos de cooperación y seguridad.

Durante el fin de semana, los jefes de Estado o de Gobierno de Asia, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y los responsables del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional examinarán las medidas acordadas en el G-20 durante la reciente cumbre de Londres, así como iniciativas destinadas a salir de la crisis económica global.

Los mandatarios de la región han confirmado su asistencia a la Cumbre de Pattaya pese a la amenaza de nuevas manifestaciones por parte de los seguidores del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en 2006 en un golpe de Estado militar.

Los cabecillas de las protestas organizadas por el Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura (UDD), la plataforma política de Shinawatra, aseguraron que intentarán paralizar la cumbre si el primer ministro Vejjajiva no presenta su renuncia.

El pasado miércoles, unos 100.000 seguidores del Frente se manifestaron en Bangkok para forzar la renuncia de Vejjajiva y clamar por el retorno de Shinawatra, en el exilio y condenado en rebeldía a dos años de cárcel por abuso de poder.

Desde el golpe de Estado Tailandia atraviesa una profunda crisis política y social.

A finales del año pasado, los detractores de Shinawatra, conocidos como los "camisetas amarillas", ocuparon durante cuatro meses la sede del Ejecutivo y durante una semana bloquearon los dos aeropuertos de Bangkok.