Merkel subraya que tras 60 años de existencia la OTAN está ante nuevos retos

  • Berlín, 26 mar (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que la cumbre de la OTAN, que se celebrará en Baden-Baden y Estrasburgo, estará marcada por los 60 años de éxitos de la organización y los nuevos desafíos a los que hay que hacer frente con nuevas estrategias.

Merkel subraya que tras 60 años de existencia la OTAN está ante nuevos retos

Merkel subraya que tras 60 años de existencia la OTAN está ante nuevos retos

Merkel dice que la cumbre del aniversario estará marcada por celebraciones y desafíos

Merkel dice que la cumbre del aniversario estará marcada por celebraciones y desafíos

Berlín, 26 mar (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que la cumbre de la OTAN, que se celebrará en Baden-Baden y Estrasburgo, estará marcada por los 60 años de éxitos de la organización y los nuevos desafíos a los que hay que hacer frente con nuevas estrategias.

"El 60 aniversario es motivo de celebraciones pero estoy segura de que no será una cumbre sólo de celebraciones. Miraremos hacia el pasado con satisfacción pero también hacia el futuro para hacer frente a los nuevos desafíos", dijo Merkel en una declaración de gobierno ante el Bundestag.

Concretamente, Merkel señaló que el objetivo central de la cumbre será revisar el concepto estratégico de la OTAN y agregó que las misiones de Afganistán han demostrado que el éxito de la Alianza depende de la capacidad de coordinarse con otras organizaciones civiles y militares.

De cara al pasado, Merkel dijo que sólo el recuerdo del muro -veinte años después de su derrumbe- y del telón de acero era una razón suficiente para que Alemania diese las gracias a la OTAN y a los aliados.

"Veinte años después de la caída del muro, la vida en paz y en libertad se nos ha convertido en algo obvio. Sin embargo, no debemos olvidar el valor que esto tiene y a quien lo debemos agradecer", dijo la canciller.

Pese a ello, subrayó que la OTAN no se da por satisfecha con lo alcanzado en sus 60 años de existencia.

Merkel se refirió también a las manifestaciones previstas en contra de la OTAN en Baden-Baden y Estrasburgo y expresó su respeto por los manifestantes siempre y cuando se comporten dentro de los límites que les impone la ley.

"Todos los que quieran expresar su opinión en contra de la política de la OTAN tienen mis respetos, siempre y cuando se comporten dentro de la ley", dijo.

"En todo caso, espero que recuerden que ellos también tienen una deuda con la OTAN y que tienen que agradecer a la Alianza la libertad de manifestarse de la que ahora gozan", agregó.

El jefe del grupo parlamentario del Partido de la Izquierda, Oskar Lafontaine, rechazó los elogios a la OTAN de parte del Gobierno e hizo alusión a las miles de vidas que habían costado las intervenciones en la antigua Yugoslavia y en Afganistán.

"En vista de todas esas muertes, quien hable de intervenciones humanitarias pierde credibilidad moral", dijo Lafontaine.

"Mientras se está dispuesto a financiar intervenciones militares, se rechaza la financiación de proyectos para solucionar los problemas fundamentales de las zonas afectadas, que requerirían menos fondos", agregó el político.

Lafontaine también aprovechó su intervención para saludar desde el Bundestag a quienes se manifestarán contra la cumbre de la OTAN.

Después, parte de los parlamentarios de La Izquierda hicieron su propia protesta dentro del recinto del Bundestag, desplegando símbolos pacifistas durante la intervención del diputado cristianosocial Peter Ramsauer.