Muere el autor del himno de la resistencia y ex ministro Maurice Druon

  • París, 15 abr (EFE).- La muerte de Maurice Druon, ex ministro gaullista y autor del "Chant des partisans", que se convirtió en el himno de la resistencia francesa contra los nazis, generó durante la pasada noche una ola de declaraciones de homenaje del Gobierno y de la derecha y del mundo de la cultura.

Muere el autor del himno de la resistencia y ex ministro Maurice Druon

Muere el autor del himno de la resistencia y ex ministro Maurice Druon

París, 15 abr (EFE).- La muerte de Maurice Druon, ex ministro gaullista y autor del "Chant des partisans", que se convirtió en el himno de la resistencia francesa contra los nazis, generó durante la pasada noche una ola de declaraciones de homenaje del Gobierno y de la derecha y del mundo de la cultura.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue uno de los primeros en reaccionar al conocerse la muerte ayer en París de Druon (91 años), académico conocido en gran medida por ser un furibundo defensor de la ortodoxia de la lengua francesa, que en los últimos años combatió la feminización de muchos sustantivos.

Sarkozy se refirió a un "gran escritor, gran resistente, gran político, gran pluma y gran alma" para hablar de Druon, que a comienzos de los años 40 y desde su exilio en el Reino Unido compuso con su tío Joseph Kessel el famoso "Chant des partisans" que rápidamente pasó a ser la canción que simbolizaba la lucha contra la ocupación alemana de Francia desde el interior.

Había nacido en París el 23 de abril de 1918 y, después de haber estudiado Ciencias Políticas, estaba en el Ejército cuando estalló la II Guerra Mundial y decidió tras la ocupación de su país por los nazis evadirse en 1942 al Reino Unido para unirse al movimiento de resistencia que encabezaba el que luego sería jefe del Estado, el general Charles de Gaulle.

Tras la contienda se dedicó al periodismo y a la literatura, con una fuerte inclinación por los temas históricos, y entró en la Academia Francesa en 1966.

A partir de 1973, su carrera dio un giro para entrar de lleno en la política al ser nombrado ministro de Asuntos Culturales y luego, en el equipo directivo del partido neogaullista RPR creado por Jacques Chirac, fue diputado y parlamentario europeo.

Entre sus sonadas intervenciones polémicas se recuerda por ejemplo su diatriba contra los protagonistas del movimiento del "mayo francés" de 1968, a los que advirtió de que no pidieran subvenciones con una mano y con otra lanzaran cócteles molotov.