Sarkozy defiende la actuación policial en las protestas antiOTAN

Sarkozy defiende la actuación policial en las protestas antiOTAN

Sarkozy defiende la actuación policial en las protestas antiOTAN

PARÍS (Reuters) - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, defendió el domingo la actuación policial en las violentas protestas registradas durante la cumbre de la OTAN en Estrasburgo, en las que fueron incendiados varios edificios, entre ellos un hotel de siete plantas.

El alcalde de Estrasburgo dijo que la policía pareció tener problemas para controlar los disturbios, que se vivieron en un distrito obrero apartado del centro de la ciudad, donde los líderes de la OTAN se reunieron el sábado.

Sin embargo, Sarkozy indicó que los miles de policías desplegados para proteger la cumbre habían hecho un "trabajo impresionante" y prometió medidas estrictas contra los varios centenares de "gamberos" a los que se culpa de la violencia.

"No hubo víctimas, no hubo heridos. Naturalmente que hubo daños materiales, que pagarán las compañías de seguros", dijo a la televisión TF1 de Francia.

"Lo que quiero sobre todo es que estos matones sean castigados con la máxima dureza", añadió.

Entre 10.000 y 13.000 personas marcharon en Estrasburgo y unos 7.000 se unieron a una manifestación en la cercana Baden-Baden, al otro lado de la frontera alemana. Los organizadores dijeron que la mayoría no tomaron parte en los episodios violentos.

Los residentes de un distrito obrero y pobre cercano al Rin dijeron que habían abandonado sus casas cuando cientos de jóvenes encapuchados irrumpieron en la zona, rompiendo ventanas, tirando piedras y lanzando bombas incendiarias.

Varios edificios, entre ellos una farmacia, un antiguo puesto fronterizo y un hotel de la cadena IBIS, fueron incendiados.

"Hubo probablemente problemas a nivel de la supervisión policial de las manifestaciones", dijo el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries. "Tendremos que comprobar de cerca que fue lo que ocurrió", añadió.

La violencia urbana ha sido un tema delicado en Francia desde las semanas de disturbios de 2005 que transformaron algunos barrios marginales del país en virtuales zonas de conflicto.

Unas 20 personas resultaron heridas leves el sábado, entre ellos cuatro policías.

Durante las protestas se realizaron unos 300 arrestos, pero sólo 12 seguían retenidos el domingo, seis de los cuales comparecerán ante el juez el lunes.