Sarkozy y Brown preparan en París el Consejo Europeo y la cumbre del G20

  • París, 19 mar (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, se reunieron hoy en París para preparar el Consejo Europeo que se inicia en Bruselas esta misma tarde y la cumbre del G20 del próximo 2 de abril en Londres.

Sarkozy y Brown preparan en París el Consejo Europeo y la cumbre del G20

Sarkozy y Brown preparan en París el Consejo Europeo y la cumbre del G20

París, 19 mar (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, se reunieron hoy en París para preparar el Consejo Europeo que se inicia en Bruselas esta misma tarde y la cumbre del G20 del próximo 2 de abril en Londres.

Brown llegó unos minutos antes de las 13.00 locales (12.00 GMT) al Palacio del Elíseo, donde lo esperaba Sarkozy para un almuerzo de trabajo que se prolongó durante una hora y cuarto.

Ninguno de los dos quiso hacer declaraciones al término de este encuentro, poco antes de que salieran en dirección de Bruselas para asistir a la cumbre de la Unión Europea.

Sarkozy, en una carta elaborada conjuntamente con la canciller alemana, Angela Merkel, y hecha pública el pasado martes, había subrayado que Francia y Alemania quieren que de la cita del G20 en Londres salgan "resultados concretos para el refuerzo de la regulación financiera internacional".

En esa misiva dirigida a la Comisión Europea y a la presidencia checa de la UE, Sarkozy y Merkel subrayaban que "la gran prioridad es construir una nueva arquitectura financiera global" para lo cual la Union "debe adoptar una posición común y tomar la iniciativa".

En los últimos días se han producido cruces de declaraciones entre las intenciones de los países de la Europa continental, que insisten en que el G20 debe centrarse en la regulación de los mercados financieros, uno de los problemas que consideran en el origen de la crisis, y la posición de Estados Unidos y del Reino Unido.

Washington sobre todo y también Londres querrían que la Unión Europea incrementara el volumen de sus planes contra la crisis por considerar que hace falta rápidamente combustible para que la economía pueda remontar la situación.