Uriarte aboga por recortar las aspiraciones de cada uno en aras de la paz

  • San Sebastián, 4 abr (EFE).- El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha dicho hoy que "la construcción de la paz reclama de todos los ciudadanos flexibilidad y magnanimidad para recortar sus aspiraciones incluso legítimas en aras de una paz que es más grande y más importante que la imposible armonización de todas ellas".

Uriarte aboga por recortar las aspiraciones de cada uno en aras de la paz

Uriarte aboga por recortar las aspiraciones de cada uno en aras de la paz

San Sebastián, 4 abr (EFE).- El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha dicho hoy que "la construcción de la paz reclama de todos los ciudadanos flexibilidad y magnanimidad para recortar sus aspiraciones incluso legítimas en aras de una paz que es más grande y más importante que la imposible armonización de todas ellas".

Este mensaje lo ha trasladado Uriarte a los cientos de fieles que han participado esta mañana en la Marcha a Arantzazu, y que han recorrido los casi nueve kilómetros que separan la localidad de Oñati del santuario de la patrona de Guipúzcoa.

"Hemos venido a recordar que la construcción de la paz reclama de todos nosotros un corazón pacífico y pacificador. Postula asimismo una ética de la paz que proclama el derecho a la vida y, en consecuencia, reprueba firmemente los asesinatos y ofrece sin reticencias a todas las víctimas acompañamiento, apoyo, compensación, reparación", ha destacado.

El prelado ha asegurado que las víctimas "son las que sufren en su carne la mayor injusticia", pero ha advertido de que "construir la paz comporta asimismo defender, incluso para los mayores culpables, el núcleo de aquellos derechos humanos intangibles que en ningún caso deben ser violados".

Trabajar por la paz requiere de todos los vascos, según ha afirmado, aceptar que son "un pueblo plural que, por encima de sus diferencias, está llamado a convivir pacíficamente".

"Construir la paz nos pide trabar unas relaciones humanas impregnadas de espíritu reconciliador", ha subrayado el obispo donostiarra, quien ha recordado que Juan Pablo II dijo que luchar por la paz entraña "ponderar con conciencia serena los derechos y las justas aspiraciones de los pueblos".