Zapatero participará por primera vez hoy en Bruselas en la cumbre social previa al Consejo Europeo

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, participará hoy en Bruselas por vez primera en la tradicional cumbre social dedicada al crecimiento y el empleo que precede cada año al Consejo Europeo de primavera, habitualmente centrado en los temas económicos. En ambas citas, el presidente defenderá la idea de que la UE debe ocuparse de las consecuencias negativas que la actual crisis económica tiene sobre los sectores "más vulnerables" de la sociedad, según señaló el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, en una sesión informativa con los medios de comunicación. En esta Cumbre social tripartita intervienen algo más de medio centenar de personas que representan a la presidencia en ejercicio de la UE, en este caso República Checa, las dos siguientes --Suecia y España--, la Comisión y los interlocutores sociales. Su objetivo es garantizar la participación de los interlocutores sociales en la aplicación de las políticas económicas y sociales de la Unión. Zapatero asistirá a esta cita acompañado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, según precisó el director de la Oficina Económica de Moncloa, Javier Vallés. La Cumbre social de este año se dedicará a debatir el "impacto" que la actual crisis financiera y económica mundial está teniendo sobre el empleo y la protección social y servirá para preparar la reunión extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno del próximo 7 de mayo en Praga, dedicada exclusivamente al empleo, señaló Vallés. Según el director de la Oficina Económica de Moncloa, estas reuniones persiguen analizar cómo están funcionando los distintos planes de estímulo económico en cada Estado miembro y estudiar cómo se pueden coordinar mejor para favorecer el empleo. De forma previa a esta cumbre extraordinaria en Praga, esta ciudad, junto con Estocolmo y Madrid, acogerá una serie de talleres preparatorios. En el caso de la capital española se celebrará el 15 de abril y estará centrado en la relación entre los sistemas educativos y el mercado de trabajo, por lo que abordará temas como el abandono escolar o la formación profesional de los jóvenes, detalló. En el taller participarán tanto representantes de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) como de los sindicatos. López Garrido informó por su parte de que el "asunto estrella" del Consejo Europeo que reunirá a los jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros entre hoy y mañana será el análisis de la actual situación económica y la fijación de una posición común de cara a la reunión del G-20 el 2 de abril en Londres, cita a la que asistirá España. Esa posición común europea de cara al G-20 incidirá en cuatro puntos, según el secretario de Estado. El llamamiento a la "coordinación internacional" para volver cuanto antes a un crecimiento sostenible; la necesidad de establecer procedimientos regulatorios para prevenir crisis como la actual; una mejor regulación de los mercados financieros y el apoyo a los países en vías de desarrollo, donde la crisis puede hacer mayores estragos. REFORMAS ESTRUCTURALES Los líderes europeos también hablarán sobre la necesidad de acelerar las reformas estructurales que permitan modernizar la economía y lanzarán el mensaje de que este tipo de medidas sólo permitirán salir de la crisis si se emprenden de forma coordinada. Como una de las medidas estructurales que el Gobierno pretende adoptar en las próximas semanas, López Garrido habló de la "inminente" llegada a las Cortes de la ley por la que se transpondrá la directiva europea de servicios a la legislación española. Al margen de la crisis, los líderes europeos abordarán la estrategia de seguridad energética con el objetivo de acordar algún tipo de mecanismo para hacer frente a crisis como la que originó el conflicto entre Rusia y Ucrania a cuenta del gas y prepararán la conferencia de finales de año en Copenhague sobre cambio climático. Prevén aprobar también una declaración por la que se creará el Partenariado Oriental con Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania, al tiempo que instarán a que se acelere el establecimiento de una secretaría permanente de la Unión por el Mediterráneo en Barcelona. Aprovecharán asimismo para preparar la próxima cumbre informal de la UE con Estados Unidos el próximo 5 de abril en Praga y se espera que el primer ministro irlandés, Brian Cowen, informe a sus colegas sobre el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa en su país, pendiente de la convocatoria de un nuevo referéndum. En este punto, España pretende introducir el debate sobre cómo se incorporarán durante la próxima legislatura los eurodiputados de más que prevé el Tratado de Lisboa (cuatro de ellos para España) una vez que éste entre en vigor. Los europeos alcanzaron en diciembre un acuerdo según el cual estos eurodiputados podrían incorporarse a lo largo de la legislatura a través de una reforma de los Tratados, que requerirá la ratificación de los 27 Estados miembros y que previsiblemente tendrá que impulsar España durante su semestre de presidencia europea. Zapatero acudirá a Bruselas sin tener en principio entrevistas bilaterales cerradas, aunque no se descarta que una vez allí pueda surgir algún encuentro que otro, precisó la directora del departamento de Política Internacional de Moncloa, Milagros Hernando.