Austeridad económica y compromiso con la paz y la multilateralidad, claves de la nueva directiva de Política de Defensa

Chacón firma el primer documento interno que concreta el planeamiento hasta 2012 acompañada por Alberto Sáiz y toda la cúpula de Defensa

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La ministra de Defensa, Carme Chacón, presentó hoy en la sede de su Departamento la primera Directiva de Política de Defensa, un documento de carácter interno y reserva que concreta las directrices marcadas en la Directiva de Defensa Nacional y que se basa en el compromiso con la paz y la multilateralidad y la austeridad económica en las Fuerzas Armadas en la "actual coyuntura económica".

El documento fue firmado este mediodía por la responsable política de los ejércitos en un acto en el que estuvo acompañada por toda la cúpula militar y ministerial, salvo el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez, que no asistió porque acudió a otro acto con participación de las Fuerzas Armadas en Segovia.

El secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Sáiz, también asistió a la firma de la Directiva de Política de Defensa, el primer acto oficial al que acude desde que el Gobierno decidió en Consejo de Ministros volver a nombrarle al frente del servicio de información.

Chacón explicó que la Directiva de Política de Defensa es un nuevo documento de carácter interno que parte de las líneas fijadas en la Directiva de Defensa Nacional, ratificada en diciembre de 2008 por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que está sujeta a futuras actualizaciones, en especial en el caso de que deba adaptarse al contenido de la futura de Estrategia de Seguridad Nacional, en cuya elaboración participan los principales Departamentos con responsabilidades en seguridad civil y militar, coordinados por Presidencia del Gobierno.

La ministra indicó que el documento interno constituye la base para que el Ministerio de Defensa inicie el Planeamiento Militar y de Recursos --actualmente centrado en una concepción por familias de sistemas de armas frente al modelo anterior concebido por ejércitos-- y lo haga de acuerdo con "la actual coyuntura económica" y con "máxima prioridad" a la "protección y seguridad".

El documento, elaborado por personal de los cuatro cuarteles generales en coordinación con el Ministerio de Defensa, está basado en los principios de "economía, racionalidad y coherencia" en la gestión de recursos asignados a los Ejércitos de Tierra y del Aire y de la Armada, con la "máxima prioridad a la protección y seguridad" de los militares, con especial atención a las misiones internacionales de mantenimiento de la paz.

La directiva contempla además el impulso a la participación española en el planeamiento de la OTAN y en el de la Unión Europea e incluye una valoración de la situación estratégica y de la coyuntura económica, incluidos los objetivos a alcanzar y los esfuerzos exigibles a las Fuerzas Armadas para los próximos tres años.

Como grandes líneas generales para este nuevo ciclo de planeamiento, que comprende de 2009 a 2012, la Directiva de Política de Defensa establece la profundización de la acción conjunta de las Fuerzas Armadas en el marco de un nuevo escenario de "necesaria cooperación multinacional" que exige que las operaciones tengan caracter conjunto y global, con "instrumentos militares y civiles".