Berlusconi dice que apoya a Obama en la idea de reforzar tropas en Afganistán

  • Roma, 12 feb (EFE).- El primer ministro Silvio Berlusconi mantiene que Italia no se echará atrás en Afganistán y que prestará ayuda al plan del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de reforzar tropas en ese país, informa hoy la prensa local

Berlusconi dice que apoya a Obama en la idea de reforzar tropas en Afganistán

Berlusconi dice que apoya a Obama en la idea de reforzar tropas en Afganistán

Roma, 12 feb (EFE).- El primer ministro Silvio Berlusconi mantiene que Italia no se echará atrás en Afganistán y que prestará ayuda al plan del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de reforzar tropas en ese país, informa hoy la prensa local

Berlusconi, que dijo haber conversado ayer con Obama durante más de media hora, apuntó que el presidente estadounidense tiene la intención de reforzar la presencia en Afganistán, por lo que ha pedido a sus aliados que le "echen una mano".

Por ello, el líder italiano apuntó que su país no se echará atrás y prestará ayuda a EEUU porque, entre otras razones, en "los próximos meses" están previstas las elecciones en Afganistán.

Según Berlusconi, en periodo electoral todos deben estar unidos para hacer que los comicios sean "seguros y democráticos".

El primer ministro manifestó su "muy buena impresión" de Obama durante la conversación telefónica, que "confirmó" la que había recibido en sus contactos anteriores.

A juicio de Berlusconi, Obama es una persona "informada", que conoce "todos los temas de la política internacional muy bien" y una persona que "razona", por lo que cabe pensar que las "esperanzas" puestas en él pueden convertirse en realidad.

En cuanto a su reciente desencuentro con el Jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, sobre el asunto de Eluana Englaro, la mujer que murió el lunes tras permanecer 17 años en estado vegetativo, Berlusconi declaró no haberlo atacado y que no hay "nada más falso" que esa acusación.

El gobierno italiano trató de aprobar un proyecto de ley que impidiera la muerte de Eluana después de que Napolitano se negara a firmar un decreto de Berlusconi que tenía el mismo objetivo.