CiU, dispuesta a votar en el Congreso un reproche al Gobierno por la gestión de la retirada

"Varios grupos somos críticos con la actuación del Gobierno y todo puede cristalizar en la votación del día 21", avisa Xuclà

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Defensa de CiU, Jordi Xuclà, considera que hay son varios los grupos parlamentarios del Congreso críticos con el Gobierno por su gestión del anuncio de retirar las tropas españolas desplegadas en Kosovo y se mostró dispuesto a que el día 21 se vote en el Pleno del Congreso un "reproche" por esa actuación.

El día 21 se votará en el Congreso una moción de CiU sobre el futuro de la OTAN en la que ya se recoge que "el Gobierno no puede tomar decisiones unilaterales sin hacer partícipes a los aliados en tiempo y forma de la voluntad de modificar los compromisos adoptados en los organismos multilaterales, como recientemente ha sucedido con la retirada de las tropas españolas de la misión de la OTAN en Kosovo".

EL PP QUIERE REPROBACIÓN

El pasado martes, el PP fue un paso más allá y anunció que propondrá al Congreso la "reprobación formal" del Gobierno por la forma en que se ha llevado a cabo el anuncio de la retirada, que según los 'populares' demostró un "sentido patrimonial" del Estado que no es asumible en democracia.

La portavoz del PP, Beatriz Rodríguez Salmones, pretende incluir en la moción de CiU una reprobación al Gobierno por lo ocurrido entre el anuncio de la retirada (19 de marzo) y la última Cumbre de la Alianza. "Pocas veces hemos visto tal cúmulo de despropósitos", resumió en la Comisión de Defensa.

En declaraciones a Europa Press, Xuclà se mostró a la espera de conocer la enmienda del PP aunque defendió su redacción y recordó que los nacionalistas no suelen promover reprobaciones de ministros al considerar que es el presidente del Gobierno quien tiene la responsabilidad política y de nombrar y separar a los miembros del Ejecutivo. "Pero hay formas y formas de reprobar --agregó--. Se pueden reprochar y criticar los actos".

MALAS FORMAS CON LOS ALIADOS Y CON EL PARLAMENTO

En ese sentido, indicó que la actuación del Gobierno en la retirada de Kosovo alcanza ya una doble dimensión: Las "malas formas" con los países aliados, que han admitido que, aunque pasan página, "esa página queda escrita y es una mala página", y por otro lado "la mala forma de comunicar al Parlamento esa retirada", en alusión a la comparecencia de la ministra de Defensa, Carmen Chacón, donde ni siquiera se permitió un segundo turno a la oposición.

"A la luz de cómo se hizo la retirada y a la luz de las explicaciones absolutamente insuficientes de la ministra, son varios los grupos que tenemos una actitud crítica hacia la actuación del Gobierno en la conducción de esta retirada, y todo ello puede cristalizar en la votación del 21 de abril", advirtió.